La jornada intersemanal en Segunda División B nos regalará otro derbi balear entre la Peña Esportiva de Dani Mori y el Atlético Baleares de Armando de la Morena. Los locales buscan una campanada ante los blanquiazules que les permita respirar y no bajar los brazos en la difícil lucha por mantener la categoría mientras que los visitantes buscan prorrogar su buena racha lejos de Son Malferit, donde las cosas no están saliendo como se esperaba a priori.

Los visitantes parece que estén jugando dos temporadas distintas: no parecen el mismo equipo como locales que como visitantes. Todo lo que no hacen en casa, lo remedian fuera y viceversa. Ni una sola victoria en Son Malferit en seis partidos pero terceros en cuanto a puntos a domicilio. Es una dicotomía difícil de explicar. Algunos lo asocian al campo, otros a la presión de jugar ante tu gente y los demás simplemente no encuentran una explicación razonable para justificar dicho fenómeno. Pero esta semana se puede respirar, porque se juega fuera. Si hace una semana el Baleares visitó y superó al último (Deportivo Aragón), esta semana toca hacer lo propio ante el penúltimo.

La Peña Esportiva de Dani Mori está muy tocada. La derrota en el último minuto en el José Rico Pérez ha hecho muchísimo daño. Parece que un punto no hubiera significado mucho para el equipo ibicenco, pero perder en el último minuto después de jugar un gran partido en segun que aspectos, duele. Y mucho. No se gana desde el 3 de septiembre ante el Valencia Mestalla. Una racha pésima que ha aislado al conjunto balear a la penúltima plaza. Y será muy difícil (pero no imposible) darle la vuelta a la tortilla, y la primera piedra se debe poner ante uno de los cocos; el Atlético Baleares.

Será otra emocionante semana de competición en la que viviremos otro gran derbi que quedará para la historia. Con Armando de la Morena en la cuerda floja, más le vale al equipo balearico cuajar una gran actuación que se traduzca en victoria en Ibiza. Sin Rodri, lesionado de larga duración, la expedición mallorquina contará con sus efectivos más importantes para sacar el máximo beneficio en cuanto a puntos. Lo de ganar en casa se debe aplazar, por lo menos, una semana más.