Ayer el Mallorca volvió a ganar, pero hacía tiempo que no disfrutaba tanto con mi equipo. El despliegue ofensivo fue espectacular, y el resultado no refleja cómo se desarrollo el partido. El 1-0 ante el Ontinyent parece muy corto si tenemos en cuenta la infinidad de ocasiones que tuvo el conjunto bermellón. Aun así, se ganó. Y eso es lo que importa. Además, el Villarreal B perdió en su campo ante el Alcoyano. El Mallorca ya le saca nueve puntos.

Nuestros Zidanes y Pavones. En el día de ayer disfruté, concretamente, con dos jugadores: Joan Sastre y Salva Sevilla. Un canterano y un jugador que ha jugado muchos partidos en Primera División con el Betis y el Espanyol. Dos jugadores que han tenido una evolución muy resaltable y que, por consiguiente, son claves en el esquema de Vicente Moreno en todos los partidos. Dos jugadores que han conseguido cuajar a la perfección en el equipo y que, como no, anotan en momentos claves.

Joan Sastre va de menos a más. El canterano ya cuajó una muy buena temporada el año pasado con el filial. Pero lo que está demostrando con Vicente Moreno es espectacular. Personalmente, cada vez que le veo jugar, veo cosas nuevas. Nuevas características, nuevas evoluciones. Es por ello que el Mallorca le ha renovado, por lo que tenemos Joan Sastre para rato. Su desparpajo, su continuo desborde y regate, su velocidad tanto ofensiva como defensivamente y, sobre todo, sus goles. Dos goles lleva el canterano, dos goles más que importantes que han dado al Mallorca cuatro puntos (marcó el 1-1 en Cornellà y el 1-0 ante el Ontinyent).

La evolución de Salva Sevilla también es muy destacable. Nadie contaba con él y ha dado argumentos claros para ser clave en el centro del campo bermellón. También era el centro de las críticas cuando el Mallorca sumó seis jornadas sin ganar. Sin embargo, verle jugar es un gustazo. Su toque de balón, cómo ve y distribuye el juego, cómo le pega a la pelota. Su veteranía es clave para el equipo y da ese equilibro perfecto entre jóvenes y veteranos. Cada partido que pasa te das cuenta que aún tiene mucho fútbol que dar, porque cada partido Salva Sevilla crece y adquiere galones en el equipo. Junto con Marc Pedraza, el Mallorca tiene el mejor medio campo de la categoría.

Destacar a estos dos jugadores me parece necesario para entender el éxito actual del Mallorca. No solo por tener a Sastre y Sevilla, sino por lo que representan. Jóvenes y veteranos. Cantera y jugadores de fuera. Pero, insisto, tener a jugadores y que veamos su evolución partido tras partidos, solo ayuda a seguir viendo con ilusión a este Mallorca. Un Mallorca que va en bolandas a luchar con el resto de primeros de grupo por ascender a Segunda.