Ambos equipos ya conocen matemáticamente en que liguilla estarán en la segunda fase. Vamos a explicar cómo funcionarán y que optan los equipos. Antes de nada, hay que aclarar que la Segunda División B dejará de existir como tal, y la temporada que viene, tras las dos categorías de LFP, vendrán una Primera RFEF de dos grupos, una Segunda RFEF de cuatro grupos y una Tercera RFEF, semejante a la tercera división actual.

LA SEGUNDA FASE DEL ATLÉTICO BALEARES

Quinto o sexto, el Atlético Baleares ya sabe que en la segunda fase luchará por entrar en la futura Primera RFEF. El último partido entre el filial del Atlético de Madrid y el Navalcarnero, libran al conjunto balearico de tener que luchar por evitar el descenso a Tercera RFEF.

El equipo de Xavi Calm deberá disputar seis partidos en la segunda fase. Jugará ante el cuarto, el quinto y el sexto del subgrupo B de su mismo grupo, tres en el Estadi Balear y otros tres fuera de casa. Ahora mismo se desconoce que equipos serán, pues en ese grupo actualmente hasta cinco equipos pueden copar esas plazas (Villanovense, Talavera, Don Benito, Mérida y Melilla).

Los puntos obtenidos en esta segunda fase se suman a los puntos que se habían conseguido en la primera fase, al igual que los goles. Hasta hace de imperiosa necesidad la victoria este fin de semana, si no podría partir ya con una desventaja considerable.

Al final de la segunda fase, los dos primeros clasificados lograrán plaza para Primera RFEF, quedándose los otros cuatro en Segunda RFEF, categoría de formato similar a la Segunda División B de siempre.

LA SEGUNDA FASE DEL POBLENSE.

El equipo de Óscar Troya deberá jugar para evitar descender a Tercera RFEF. El partido ante el DUX Internacional podrá determinar en qué posición entrará en dicha lucha, pues una derrota podría incluso hacerle partir como penúltimo.

Como en la fase anteriormente comentada, el Poblense deberá jugar dos partidos ante cada uno de los cuatro equipo del Subgrupo B que queden séptimo, octavo, noveno y décimo. Será un partido en Sa Pobla y otro como visitante. Ya seguro estarán en esta liguilla el Villarrubia, el Socuéllamos y el Villarrobledo, quedando la última plaza a disputar entre los mismos cinco equipos comentados en el apartado anterior. Esto prueba la igualdad habida en el subgrupo B.

Los puntos obtenidos en esta segunda fase se suman a los puntos que se habían conseguido en la primera fase, al igual que los goles. A falta de una jornada, solo dos equipos tendrían menos puntos que el Poblense, por lo que puntuar este fin de semana sería de gran ayuda.

Al final de la segunda fase, cinco serán los descendidos a Tercera RFEF. Esto hace que solo se salven el primero, el segundo y el tercero, quedando el cuarto a expensas, pues el peor cuarto de los cinco grupos, también perderá la categoría.

Comentarios