Real Madrid y Barcelona se la juegan el sábado, con el Atlético visitando a un Betis enrachado. Por abajo, decisivo Huesca-Elche esta misma noche, que puede hundir al derrotado. Alavés y Éibar, además, necesitan sumar de tres en tres para no perder comba.

Vuelve el Clásico con Real Madrid y Barcelona viviendo los mejores momentos de la temporada. Zidane, instalado en el 4-3-3 ahora que Ramos y Varane están lesionados, ganó la partida a Kloop y su equipo derrotó al Liverpool el martes dejando buenas sensaciones, con Casemiro dominando el centro del campo, bien secundado por Modric y Kroos, y con Vinicius rompiéndola en ataque y goleando por partida doble. Los blancos viven unas semanas de gloria, destilando fluidez en su juego y no están notando las ausencias. Nacho ha tomado las riendas, mostrando sus posibilidades y virtudes en todos los puestos de la defensa. Con los laterales bien cubiertos y con Asensio arriba acompañando a Benzema, Zidane parece haber dado con la tecla y no se va a mover un centímetros de su plan futbolístico, llegue el rival que llegue. Pero si los blancos atraviesan un momento idílico, lo mismo le sucede al Barcelona. En esta ocasión, sin que sirva de precedente, ambos viven días de vino y rosas. A pesar de las lesiones y ausencias, Koeman ha logrado revertir las malas dinámicas moviendo el árbol. Con una defensa de cinco, dos carrileros largos y un centro del campo con Busquets y De Jong más retrasado, el Barcelona está jugando sus mejores minutos, aunque el lunes derrotaran al Valladolid con más pena que gloria. Y no hablamos de Messi… Aunque en un Clásico no se pueden hacer previsiones. Todo está ya dispuesto para que Mateu Lahoz dé el pitido inicial y veamos, esperemos, un buen choque. Talento, desde luego, no faltará.

Mientras tanto, el líder, el Atlético, cerrará la jornada del domingo en el estadio del Betis. Un Betis que Pellegrini tiene muy trabajado y al que le gusta dominar el juego y poseer el balón. Van a sufrir los colchoneros porque su momento de juego no es el mejor, ha descendido de forma notable y la ventaja adquirida hasta la fecha se ha disipado en muy poco espacio de tiempo. Por si los males fueran pocos, Luis Suárez se ha lesionado y estará aproximadamente tres semanas de baja, lo que es un hándicap porque hablamos del máximo goleador del equipo. Los colchoneros conocerán el resultado del clásico cuando salten al Villamarín, así que los nervios pueden jugar un papel importante en el transcurso del partido. El cuarto en discordia, el Sevilla, jugará el lunes en Balaídos frente a un Celta irregular pero que mira más hacia arriba que hacia abajo. No obstante, tiene la Champions prácticamente asegurada y el título parece quedarle un tanto alejado.

Si la pelea por el campeonato está al rojo vivo, la lucha por evitar el descenso quema a distintos conjuntos. El partidazo de la jornada lo disputan esta noche de viernes Huesca y Elche, porque ambos se la juegan. Si vencen los oscenses logran salir de los puestos de descenso muchos meses después, pero si el triunfador es el conjunto ilicitano su futuro en la categoría puede estar casi definido y la permanencia a punto. Partido de nervios donde un fallo, un error, puede dar con tus huesos en la Liga Smartbank, es decir, en el infierno. Lo saben ambos porque llevan años sufriendo estas situaciones y están más que curtidos, pero el tiempo se acaba y los errores ya no se pueden solventar. No hay tiempo. Otro en problemas, el Alavés, con Calleja a los mandos desde este fin de semana en sustitución de Abelardo, necesita los puntos como el comer. Pero el estreno del técnico no será un camino de rosas. Visita a un Athletic que llega después de perder la final de Copa ante la Real y de sacar un punto el miércoles en Anoeta, pero jugando muy mal. Tiene la moral por los suelos aunque intentará levantarse justo una semana antes de enfrentarse al Barcelona en su segunda final copera consecutiva. Sea como sea, a los vitorianos sólo les vale la victoria. Otro resultado sería comenzar mal esta nueva andadura y casi comenzar a pensar en lo peor. La misma situación la vive el Éibar, que apura sus últimas oportunidades y recibe a un Levante bien instalado en el centro de la tabla y casi con los deberes realizados. Mendilíbar no se muestra atinado con sus alineaciones y sus jugadores no están dando la talla, más bien todo lo contrario. Le cuesta un mundo generar ocasiones y concede con mucha facilidad, algo inusual en este equipo. Los resultados no llegan, los nervios aparecen y las oportunidades se terminan.

No están tan apurados, pero Getafe y Cádiz necesitan seguir puntuando en un partido del que apenas se ha hablado durante la semana porque aún colea el tema de Cala con Diakhaby del pasado fin de semana. Preveo un partido poco vistoso, de escasos goles y muy igualado. Vamos, que un empate no sorprendería a nadie. Otro que va mejorando, el Valencia, recibe a la Real Sociedad, que todavía está de fiesta tras su título copero. Los levantinos, en un ambiente todavía tenso, necesitan los puntos para seguir subiendo puestos en la tabla y evitar posibles riesgos en la recta final de LaLiga. Aunque la Real se está jugando una plaza en la Europa League y no será precisamente un rival fácil a pesar de las múltiples bajas con las que viaja a Mestalla.

La jornada concluye con el Villarreal-Osasuna, con clara ventaja local, y el Valladolid-Granada, donde los pucelanos querrán sumar los puntos después de su gran partido en el Camp Nou a pesar de la derrota.

Horarios y Televisiones J30: 

– Viernes,   21.00: Huesca-Elche  (Movistar)
– Sábado,   14.00: Getafe-Cádiz (Movistar) 
– Sábado,   16.15: Athletic-Alavés  (Movistar) 
– Sábado,   18.30: Éibar-Levante (Movistar) 
– Sábado,   21.00: Real Madrid-Barcelona (Movistar) 
– Domingo, 14.00: Villarreal-Osasuna  (Movistar) 
– Domingo, 16.15: Valencia-Real Sociedad (Movistar) 
– Domingo, 18.30: Valladolid-Granada (Movistar) 
– Domingo, 21.00: Betis-Atlético (Movistar) 
– Lunes,      21.00: Celta-Sevilla  (GOL)

Comentarios