Siete jornadas. Eso es lo que le falta a LaLigaSmartBank para que llegue a su fin. Y, aunque cada fin de semana hay partidos de infarto, este en concreto puede crear un antes y un después. Sobre todo para los intereses que más nos concierne: los del RCD Mallorca. El conjunto de Luis García Plaza juega el lunes en tierras catalanas ante el Sabadell, por lo que ya sabrá qué habrán hecho sus rivales. Sporting, Espanyol, Alcorcón y Almería juegan entre el viernes y el domingo para apurar sus opciones de ascenso directo, y lo hacen ante rivales complicados. Todo esto, no obstante, con una distancia más que prudencial de más de siete puntos del Mallorca respecto a sus rivales -exceptuando al Espanyol, que va por delante-.

El Sporting de Gijón juega este preciso viernes en La Romareda ante un Zaragoza que desprenderse por fin de los puestos de descenso. Los de Gallego, eso sí, encadenan tres derrotas seguidas, por lo que algo que no sea ganar no les servirá para nada y dirán adiós -si es que aún no lo han hecho- al ascenso directo. Luego está un Leganés que va por el mismo cambio que los asturianos. Ellos juegan el domingo ante el Alcorcón, en Santo Domingo. Un Alcorcón que esta solo dos puntos por encima del descenso y encadenando dos victorias seguidas, una racha que seguro intentarán mantener en el derbi madrileño.

El partido que más llamará la atención este fin de semana es el que enfrenta a Mirandés y Almería. Porque, seamos sinceros, una nueva derrota del conjunto andaluz, sumado a una posible victoria del Mallorca en Sabadell, daría tanto a los bermellones como al Espanyol el ascenso virtual a Primera División. Es por ello, que los de José Gomés tendrán la difícil tarea de ganar o ganar en Anduva. El Mirandés está en tierra de nadie: salvado y sin opciones de play-off, eso no sabemos si es bueno o malo. Por último, el Espanyol recibe en Cornellà al siempre peligroso Las Palmas de Pepe Mel. Los canarios, en su feudo, han puesto en apuros a todos los equipos de arriba. Lejos de ahí, la cosa cambia.

Ya el lunes el Mallorca tendrá la complicada tarea de sumar ante el Sabadell para, a falta de seis jornadas para que termine la competición, rozar Primera División. En dicho partido, García Plaza podrá contar de nuevo con Amath Ndiaye, el pichichi bermellón. También con Sedlar. La presencia de Abdón, Lago Junior y Antonio Sánchez será una incógnita hasta que el míster salga a rueda de prensa para hacer balance de la semana y que explique cómo queda la enfermería.

Comentarios