Este tipo de partidos son los importantes. Los que luego determinan si, en el caso del RCD Mallorca, subes directamente o no. Quedan únicamente ocho jornadas. Ocho finales de infarto para ver si la hazaña del equipo bermellón se hace realidad. Y una primera piedra en este final es el CD Castellón. «Es un rival muy complicado y de los más difíciles que tenemos de aquí al final. Vamos a tener las cosas claras, solo pensamos en ganar al Castellón. Si nos salgamos de esta línea nos vamos a pegar una hostia en toda la cara pero gorda», alertaba Luis García Plaza en rueda de prensa. Un García Plaza que también anunciaba la baja de Abdón y confirmaba la de Amath. Para dicho partido el Mallorca tendrá cinco bajas, ya que a las dos mencionadas hay que añadir a Sedlar, Lago Junior y Antonio Sánchez (el serbio por acumulación de amarillas; los dos siguientes, por COVID-19). El míster mallorquinista deberá confiar en los menos habituales para sacar este partido y el siguiente ante el Sabadell, hablamos de los Marc Cardona, Murilo, Víctor Mollejo, etc.

Ocho puntos o más, ‘golaveage’, un Almería-Espanyol y un golpe definitivo para los dos primeros del campeonato. Diga lo que diga Luis García Plaza en un discurso muy conservador, la realidad es otra muy diferente. El conjunto bermellón podría estar mucho más cerca de Primera División al terminar esta J35. No sólo si gana su partido ante el Castellón, sino porque el lunes todos los mallorquinistas serán un poco del Espanyol. Los pericos viajan a Almería para dejar encarrilada su vuelta a la élite y una victoria del los de Vicente Moreno puede ayudar claramente a los intereses bermellones.

Antes de nada, y haciendo caso al técnico bermellón: el Castellón. El equipo dirigido por Juan Carlos Garrido está luchando por la permanencia en LaLigaSmartBank. Los valencianos, aún estando en la parte baja de la clasificación, está cosechando muy buenos resultados. Eso mismo lo destacó García Plaza en la rueda de prensa previa al partido de este sábado: «Estas últimas ocho jornadas solo ha sumado dos derrotas». Esas dos derrotas que comenta el míster bermellón fueron ante Alcorcon (2-1) y Espanyol (1-3). Cuatro victorias y dos empates en esos seis partidos restantes aúpan al Castellón al decimoctavo puesto en la clasificación. Rubén Díez, Marc Mateu y David Cubillas podrían ser los nombres a seguir. No jugarán por cláusula ni Señé ni Zlatanovic, jugadores cedidos por parte del Mallorca.