El RCD Mallorca ya ha cumplido el principal objetivo de ascender vía directa a Primera División, pero quiere más. Los bermellones llegan a la última jornada de LaLigaSmartBank con claras opciones de quedar campeón de la categoría. El conjunto de Luis García Plaza está a un solo punto del RCD Espanyol; por lo que todo lo que sea una victoria bermellona sumada a un pinchazo periquito, daría el título al cuadro balear. Y de conseguirlo, no será una simple anécdota que quedará en la historia de la entidad; sino que también conllevará un ingreso extra de cara a la nueva temporada. Porque quedar primero o segundo en esta Segunda División, supone tener 400.000€ más o menos. Una cifra que también influirá claramente en el futuro límite salarial.

Casi 3’5M ingresa el equipo campeón de LaLigaSmartBank. Sólo hay en torno a medio millón de diferencia entre el que finaliza la temporada regular en primero y segundo puesto, pero en cuestión económica, es mucho. Dará un margen extra a un recién ascendido, y si es el Mallorca -que no tiene la masa salarial tan alta como la del Espanyol-, podrá respirar más holgadamente a nivel de límite salarial y encarar el mercado de fichajes con alguna garantía más.

La temporada del Mallorca ha sido de ensueño, pero conseguir por primera vez el título de campeón de Segunda División, sería la guinda del pastel perfecta para cerrar un año inolvidable. Para que eso ocurra, para que el conjunto balear ingrese 3’4M, esto es lo que debe pasar: que los pupilos de García Plaza ganen en El Tolarín a la Poferradina y que el Espanyol pierda o empate ante el Alcorcón. Para más aliciente, el conjunto madrileño necesitarán ganar por lo criminal a los pericos para asegurarse la permanencia una temporada más en Segunda División.

Comentarios