Mallorca y Zaragoza se veían las caras en el tramo final de LaLiga Smartbank con los deberes hechos. Los bermellones pensando ya en la próxima temporada en primera y los aragoneses, salvados, esperando mejorar la próxima campaña y volver a la élite después de casi una década.

LGP plantaba sobre el verde de Son Moix un once bastante reconocible, el de gala, excepto por la presencia de Parera bajo palos y JIM optaba por dar descanso a alguno de sus jugadores después de conseguir el objetivo. Los primeros diez minutos fueron de tanteo y de nula presencia en las áreas, el Mallorca presionaba en campo rival y buscaba tener el dominio del partido, pero los zaragozanos no se amedrentaron y lograban salir bien de esa presión.

Pasados los diez minutos de juego aparecieron las oportunidades, una buena jugada de Abdón, Salva y Oliván terminaba en un centro de este último que Antonio Sánchez remataba desde la frontal y que pasaba muy cerquita de Ratón, por parte del Zaragoza el Toro Fernández se estrelló con Miquel Parera tras una buena jugada individual en el área. A partir de esa jugada, en el veinte de partido, se sucedieron los córners para el Real Zaragoza y en uno de ellos se topó con una mano clara de Dani Rodríguez en el área. Zanimacchia no perdonó, disparo fuerte y raso a la derecha de Parera, que adivinó la dirección, pero no fue capaz de rechazar el tiro.

El Mallorca, bajo la batuta de Salva y Dani, intentaba reaccionar y encadenaba posesiones tan largas como infructuosas, la oportunidad no llegaría hasta el 40’, cuando tras un saque de banda muy largo de Sastre, prolongaba Baba para Abdón y este llegaba a rozar el esférico sin que fuese suficiente para darle dirección a la portería defendida por Ratón. Esta ocasión incrementó el ritmo del partido, pero sin que pasara nada reseñable el árbitro señalaba el descanso en el 46’.

La segunda parte comenzaba con toda una declaración de intenciones de los bermellones con buenas internadas de Oliván por la izquierda. En el 50 Joan Sastre se encontraba con dos voleas que mandaba arriba y el Mallorca seguía buscando el gol. Lo encontró en el 61 de partido tras una jugada embarullada en la que Galarreta perdía el balón, Salva recogía el testigo y se la ponía al tigre de Betanzos, que esperaba en la frontal del área para enganchar un zurdazo ante el que nada pudo hacer Ratón.

A partir de ahí entraron Galarreta, Lago y Fran Gámez por Baba, A.Sánchez y Sastre. Acoso y derribo del Mallorca, que con la entrada de Gámez ganó en profundidad por la derecha y junto a Dani Rodríguez crearon muchas ocasiones de peligro. Entró también Cardona por Oliván y Febas por Salva Sevilla. Seguía apretando tanto el equipo como la afición y tanto va el cántaro a la fuente… Lago Júnior ponía el broche de oro a una temporada que para él ha sido discreta con una jugada marca de la casa, encarando de fuera a dentro y soltando un derechazo a la escuadra. El Mallorca quiere el trofeo de campeón y aprieta a un Espanyol que ha empatado en casa ante el Oviedo (1-1).

Comentarios