El Mallorca tiene hoy (20:45) la oportunidad de dar un paso gigante, si no definitivo, en dirección a Primera División. Después del empate del Almería ante el colista, de ganar hoy los bermellones estarían a un solo punto de lograr el objetivo.

Por si el premio no fuera suficiente, las gradas volverán a tener un poco de color mallorquinista y 4.000 afortunados podrán vivir un partido en Son Moix por primera vez desde aquel Mallorca-Getafe. Luis García Plaza no va a dejar nada en el aire y todo apunta a que saldrá con su once de gala. El rival, el Alcorcón. Los alfareros llegan a la isla con el objetivo de alejarse de la zona de descenso, y es que ahora mismo un solo punto le separa de la bajada a los infiernos. Los Marc Gual, Nwakali o Xisco tratarán de aguarle la fiesta al mallorquinismo. La alineación del conjunto del sur de Madrid es una incógnita, así como su disposición en el verde, pues como bien dijo Luis García ayer suelen cambiar la formación. El Alcorcón tiene entre semana un choque de infarto ante un rival directo como es el CE Sabadell y podría reservar jugadores para dicho encuentro.

El Mallorca es favorito en un partido que promete ser definitivo en las dos zonas más críticas de la clasificación, los bermellones son uno de los mejores locales, sin embargo, el Alcorcón ha demostrado durante la campaña que jugar lejos desde Santo Domingo se le da mejor que hacerlo en casa. Siguiendo con los números, el equipo dirigido por Anquela es uno de los que menos goles hace en LaLigaSmartbank, y el Mallorca, empatado con el Espanyol, es el que menos encaja de la categoría.

En definitiva, todo apunta a que puede ser una noche de ensueño para que el Mallorca y el mallorquinismo pongan más de pie y medio en Primera División un año después. El Alcorcón también se lo juega todo y va a tener que quemar todas sus naves si quiere sumar en el feudo bermellón.

Comentarios