Con el objetivo ya cumplido, el Atlético Baleares cierra la temporada este domingo ante el Mérida. Una vez conseguida la plaza que da derecho a jugar Primera RFEF,  Xavi Calm afronta este partido sin tener disponibles a los siguientes futbolistas: Cordero amonestado con cinco amarillas, Cañas tocado en el gemelo ni al centrocampista Armando, que tiene molestias en el abductor. “Tenemos el mismo objetivo: ganar. No nos basta con ir a Mérida y hacer un buen partido, para mí solo es ganar, no entiendo este deporte sin este objetivo”, apunta Xavi Calm, el técnico blanquiazul.

“¿Si habrá cambios o no? Mañana lo acabaremos de decidir en el entreno del sábado y nunca avanzo un once antes del partido porque al rival no le daremos pistas. Está claro que todos los jugadores se merecen jugar desde hace muchos días y quién entre lo hará bien y en ese sentido vamos a ir tranquilos porque estoy seguro de que competiremos”, destaca Calm, quien no quiere hablar de su futuro a corto plazo, aunque todo hace indicar que estará una temporada más en el banquillo del Estadio Balear. También ha analizado al rival, un Mérida que ya costó ganar en el partido de la primera vuelta: “El Mérida es un equipo que aquí nos costó muchísimo. Ellos intentan tener balón y no es de juego directo y atacan con el balón. Vamos a intentar que no lo tengan y ellos van a querer ganar porque es un conjunto que compite y que quiere acabar la temporada con una victoria ante su gente. Conjunto complicado y tendremos que estar atentos”.

Comentarios