El “nuevo” Mallorca echó a rodar ayer en Sa Pobla. Y lo pongo entre comillas porque de las nuevas incorporaciones solo pudimos ver a Pablo Maffeo sobre el césped. El partido fue de menos a más y terminó con un gol de Martin Valjent en el 93′. La pretemporada, sus caprichos y los partidos de infarto. El equipo bermellón levantó el Trofeu de s’Agricultura, pero dejó muchos detalles para el análisis. Empezando por lo más random: Daniel Sturridge en Sa Pobla. Sí. No es ningún error. El delantero inglés sigue de prueba y presenció con sus compañeros el partido en la grada. Lo presenció, se hizo más de cien fotos y celebró la victoria. Casi es uno más de la plantilla, aunque veremos si Luis García Plaza se lo lleva a La Nucía para seguir con la pretemporada.

Sturridge presente; Valcarce, Alegría y Señé, ausentes. Los tres ausentes tienen todas las papeletas de que abandonaran definitivamente la entidad balear. Señé raro es que aún no haya hecho las maletas destino Albacete, ya que el acuerdo parece cerrado desde hace mucho tiempo. El futuro de Pablo Valcarce se antoja sencillo: volver a la Ponferradina. La situación de Álex Alegría, con contrato hasta 2025, es la más compleja. Así como la de Aleksandar Trajkovski, que previsiblemente hoy lunes vuelve a los entrenamientos en Son Bibiloni. Luis García no cuenta con el macedonio y desde el club ya se está trabajando en su salida. Otro jugador que podría salir es Juan Diego Molina ‘Stoichkov’. El gaditano estuvo en Sa Pobla y pudimos verle hablar con Luis García a solas, en el centro del campo, a solas. Futuro incierto el suyo.

Centrándonos en el partido y en quienes sí jugaron. De la primera parte cabe destacar a Javi Llabrés. El canterano bermellón fue de lo mejorcito del Mallorca junto con Salva Sevilla. El resto -Abdón, Sastre, Cufré, Sedlar o Mollejo- en un claro segundo o tercero escalón por atrás. La segunda parte fue completamente diferente. Muchos cambios, aire fresco. Más llegadas por las bandas con Maffeo y Oliván de protagonistas. Seguramente los dos mejores del partido. La presencia de Lago Junior y Jordi Mboula también ayudó a ver un Mallorca más ofensivo y con más pegada. Y entre tanto jugador ofensivo, un tal Íñigo Ruiz de Galarreta que ve el fútbol de una manera muy diferente.

Finalmente, Valjent en el descuento marcó el único gol del partido. Lo hizo, eso sí, tras tres ocasiones claras por parte de Galarreta, Oliván o Tovar. En frente el Poblense hizo un auténtico partido, aguantando atrás de forma soberbia y gozando de varios acercamientos en la primera parte. Los de Pep Barceló, que esta temporada jugarán en TerceraRFEF, cuajaron un encuentro de notable alto. 

Comentarios