El Real Mallorca visita este próximo sábado el estadio de Mendizorroza para medir fuerzas con el Deportivo Alavés de Javier Calleja. El encuentro será el correspondiente a la segunda jornada de campeonato para ambas escuadras. Alejandro Muñiz Ruiz será el encargado de dirigir la contienda en un escenario en el que se esperan unos 4.000 aficionados blanquiazules.
 
Luis García Plaza afronta el primer partido a domicilio de su equipo sabiendo que las salidas fueron la asignatura pendiente del Mallorca en su última temporada en la élite. En la 19-20, el elenco balear consiguió sólo 6 puntos en sus 19 desplazamientos, cifra que alejó a los que por aquel entonces dirigía Vicente Moreno de conseguir la permanencia. Los de rojo y negro revirtieron su situación y recuperaron su suspenso en la pasada campaña, en la que fueron el mejor visitante de la categoría, sumando 37 puntos en 21 disputas.
 
La gran novedad en la convocatoria será Fer Niño, el último refuerzo en llegar desde Castellón de la Plana para apuntalar el proyecto con su voracidad goleadora. Por otra parte, las bajas de los visitantes serán Antonio Raíllo, Joan Sastre, Jaume Costa y Antonio Sánchez, siendo las cuatro por lesión. Dominik Greif está ya disponible por si su técnico le necesitara, pero lo más seguro es que las tablas de Manolo Reina le sigan valiendo al malagueño para conformar en un previsible once junto a Maffeo, Valjent, Russo, Oliván, Baba, Ruiz de Galarreta, Sevilla, Dani Rodríguez, Amath Ndiaye y Ángel.
 
«Un equipo consolidado en Primera al que nos gustaría parecernos en un tiempo«, esas fueron las palabras de LGP sobre su próximo contrincante. El Alavés regresó a la élite allá por 2016, y desde entonces se ha mantenido sin demasiados apuros en la categoría, con una novena posición y una histórica final de copa de por medio. La 20-21 fue sin duda una campaña de sudores fríos para el conjunto vitoriano. Javi Calleja aterrizó en el País Vasco en la fase final de liga para revertir una situación que tenía muy mala pinta, y lo acabó consiguiendo. Ahora, los babazorros afrontan un nuevo e ilusionante año en el que arrancaron enfrentándose a todo un Real Madrid, ante el que acabaron sucumbiendo (1-4) tras mostrar una versión más que digna. Los anfitriones llegan sin bajas reseñables y con una idea de juego basada en un 4-2-3-1 en el que Fernando Pacheco, Manu García y Joselu destacan como pilares diferenciales:

Deportivo Alaves - Football tactics and formations

Un segundo día de instituto para un Mallorca que quiere colarse entre el selecto grupo de equipos que arranquen la temporada con sensaciones positivas mientras se acaban de acoplar las piezas nuevas y se van puliendo los últimos detalles que acabarán definiendo a la escuadra rojilla. Jugar lejos de la isla, una nueva parte de la temporada que arranca ya mismo y que puede volver a ser diferencial de cara a cumplir o no los objetivos que el club se ha marcado.