El sueño continúa, y llega el momento de seguir disfrutando. Eso deben pensar tanto afición como equipo. El Atlético Baleares encara el partido más importante de toda su historia. El combinado mallorquín recibirá en el Estadio Balear a todo un Valencia, en lo que será además una auténtica fiesta para el equipo que milita actualmente en la nueva PrimeraRFEF. Tras eliminar agónicamente en la primera ronda al Calahorra, y superar en dos grandes partidos a dos equipos de Primera División como Getafe y Celta, el Baleares se ha ganado el derecho de seguir soñando.

Hace dos días el Atlético Baleares logró una hazaña inolvidable: superar al Celta de Vigo por 2-1 y plantarse en los octavos de final de la Copa del Rey. El equipo entrenado por Xavi Calm jugó de tú a tú ante un Celta que jugó con Aspas, Santi Mina, Denis Suárez, Brais Méndez y compañía. Los blanquiazules no se arrugaron en ningún momento, haciendo gala de una buena defensa y de una eficacia soberbia. Manel Martínez, con un doblete, fue el protagonista de la noche. Ahora buscarán ante el Valencia seguir haciendo historia. No será un partido fácil, obviamente, pero el Atlético Baleares ha demostrado ser un equipo rocoso en el Estadio Balear. El combinado valenciano deberá esforzarse al máximo para pasar a los cuartos de final tras superar en dieciseisavos al Cartagena por 1-2.

Será el partido más importante del Atlético Baleares hasta la fecha. Una entidad que busca desde hace años ascender a Segunda División, al fútbol profesional, y quedándose a un solo paso en varias ocasiones. En esta nueva PrimeraRFEF el equipo mallorquín es un aspirante a todo. Ahora mismo se encuentra cuarto en el GII, a seis puntos del líder y con un partido menos. Las buenas sensaciones que está cosechando en la competición copera las corrobora en la Copa. Los jugadores han visto todos juntos el sorteo, esperando ver a un rival de entidad y, por qué no, jugar ante Real Madrid o Barça. Finalmente será el Valencia, todo un campeón de Copa del Rey.