El Mallorca venció por 2-1 al Cádiz en un Son Moix con buena entrada que empujó para remontar el tempranero golazo de Alcaraz que adelantó a los gaditanos. Dos penaltis transformados por Salva y Muriqi respectivamente dieron la vuelta al marcador y dejan a los bermellones cinco puntos por encima de los puestos de descenso. Sergio Rico debutó en Son Moix y volvió Raíllo al verde tras un largo proceso de recuperación, al andaluz le acompañaron Valjent, Oliván y Maffeo en defensa, Salva y Galarreta en el doble pivote, Dani y Take como interiores y Muriqi y Ángel actuando como referencias.

 

El club hizo todo lo posible para que la gente fuese a Son Moix y fuese animada y así fue. La grada no dejó de apretar en ningún momento y levantó a los suyos cuando en el minuto 8 Alcaraz se inventó un golpeo fenomenal que fue directo a la escuadra de Sergio Rico. El gol se lo estaba mereciendo el Cádiz tras un gran arranque y lo consiguió muy rápido, quizás demasiado, porque a partir de ahí los de rojo despertaron y empezaron a monopolizar el juego. Salva Sevilla estaba entrando en contacto con el balón y el equipo lo notaba, de hecho, en un córner puso un gran balón a la cabeza de Muriqi, que si la centras medianamente bien te remata una nevera, pero su cabezazo salió centrado. Achuchaba el Mallorca y encontró el premio tras un centro pasado en el área al que estuvo a punto de llegar un Oliván que estaba siendo agarrado por Iván Alejo, el colegiado señaló la pena máxima y Salva Sevilla se encargó de transformarla. 1-1 con sensaciones muy buenas para los de Luis García. El guion no cambiaría y el Mallorca insistía por bandas. Un buen cambio de orientación de Dani Rodríguez encontró a Take, que con un control sublime se quitó de encima al Pacha Espino, se internó en el área y remató cruzado sorprendiendo a Ledesma, que estaba ya vencido, para encontrarse con la cara exterior del palo. Minutos más tarde sería Muriqi el que lo intentaba de nuevo con la testa, Ángel sirvió un gran balón y el delantero kosovar buscó el palo corto del guardameta cadista, que sacó una gran mano para enviar el balón a saque de esquina. Iba terminando la primera mitad y el Cádiz tuvo la suya en un buen contrataque, pero se encontró con dos reacciones salvadoras de Sergio Rico. Acción, reacción, en la siguiente y última jugada de la primera mitad, Ángel engancharía un disparo magnífico que dio en el poste y se paseó por línea de gol hasta dar en el otro palo, que escupía el balón lejos de la portería. Al descanso un empate engañoso y con la sensación de que el Mallorca había dejado pasar muchas oportunidades.

 

Tras el paso por vestuarios el partido no cambió en demasía y el Mallorca salió convencido a por el segundo gol. Un contraataque liderado por Take fue el primer acercamiento de la segunda mitad, el nipón dejó atrás al Pacha Espino para hacer una gran carrera por banda izquierda a la vez que Muriqi se desmarcaba hacia el primer palo, le llegó el balón y disparó, pero se topó con el cuerpo de un defensor amarillo. El ritmo bajó un poco a partir de ahí y ninguno de los dos equipos era capaz de encontrar peligro. En el 62’ y tras una centro lateral a balón parado Ángel chocaba con Conan Ledesma y se quedaba grogui en el terreno de juego. Tras unos minutos atendiendo al delantero mallorquinista el árbitro revisaba la acción en el monitor y señalaba una penalti algo riguroso. Esta vez Salva Sevilla cedió los honores a Muriqi, que lanzó a la izquierda del portero para darle la vuelta al luminoso y estrenarse como goleador con la elástica bermellona. Tenía el partido en la mano el Mallorca y no quería dejarlo escapar. LGP dio entrada a Amath en detrimento de Ángel y tardó mucho en realizar otras sustituciones. El Cádiz lo intentaba sin descanso sin ser excesivamente peligroso, la más clara la tuvo Iza Carcelén con un disparo que blocó bien Sergio Rico. El guardameta hizo un debut en liga notable que quedó un poco empañado por una mala salida que por fortuna no trajo consecuencias. Para mantener el resultado Antonio Sánchez entró por Salva Sevilla y Abdón hizo lo propio por Muriqi. Tuvo tiempo el artanenc para ser protagonista en los minutos de descuento, pero Ledesma y el palo se volvieron a aliar para frustrar otra ocasión clarísima. El Cádiz no consiguió acercarse más a área rival y el Mallorca aguantó bien el tirón, incluidos los diez minutos que, hoy sí, añadió el árbitro.

 

El Mallorca y Luis García cogen aire y se lo quitan a un Cádiz que llegaba en buena dinámica y que ahora ve la salvación a cinco puntos. Las nota positiva del encuentro más allá de los tres puntos es la vuelta del capitán, que ha hecho un partido notable y se le ha visto con buen ritmo. Además, habemus nueve, Muriqi ha peleado todo y ganado casi todo y ha marcado el gol de la victoria.