La Real Sociedad visita al Mallorca en Son Moix en el partido correspondiente a la vigésimoprimera jornada y recuperan ese partido menos que les distancia de los demás equipos de LaLiga. Un as bajo la manga para ambos conjuntos, el Mallorca tiene la oportunidad de ponerse a nueve puntos de la zona de descenso y la Real Sociedad, de ganar, recuperaría puestos europeos.

El Mallorca llega de dos derrotas consecutivas en las que el equipo compitió bien aún sin llevarse ningún punto contra dos equipos de la zona alta de la tabla. Los txuriurdin volvieron a ganar en liga ante Osasuna el pasado fin de semana por 1-0 y vuelven a asomar la cabeza por puestos europeos. Luis García Plaza cuenta con casi todos sus efectivos a excepción de Galarreta, pues vuelve Baba a una lista de convocados, aunque el míster ya desveló ayer que no lo haría de inicio. Imanol Alguacil, por su parte, tiene varias bajas sensibles como la de Januzaj o Rafinha. Al ser jornada intersemanal LGP podría rotar ciertas posiciones como la del lateral zurdo o la del acompañante de Muriqi, incluso puede optar por volver al sistema de jugar con un solo delantero y tres escuderos detrás.

Los bermellones buscarán tres puntos que últimamente se suelen escapar cuando el conjunto de San Sebastián está en frente, y es que desde la vuelta a la máxima categoría el Mallorca se ha enfrentado tres veces ante la Real con un saldo de tres derrotas, cero goles anotados y cinco recibidos. La Real quiere darle continuidad al buen juego que desplegaron contra Osasuna después de un mes en el que los vascos quedaron apeados tanto de Copa del Rey como de Europa League y en el que además vieron como en el derbi vasco le endosaban cuatro goles a domicilio. Esa continuidad es la que debe darle el Mallorca al juego mostrado en casa en los últimos partidos, pues sendas victorias ante Cádiz y Athletic Club espolearon al equipo y a pesar de la derrota ante el Valencia los de Luis García volvieron a mostrarse muy competitivos y seguramente merecieron algo más.

Los bermellones saben que la permanencia pasa por hacer de Son Moix un auténtico fortín, aunque es cierto que desde comenzó la temporada está caro salir de la isla con los tres puntos. Tan solo Barcelona, Osasuna y Valencia lo han hecho y todos por la mínima en partidos que podrían haberse resuelto de otra manera. Los visitantes no ganan en competición liguera lejos de Anoeta desde que lo hicieran en El Sadar a principios del mes de noviembre.

Una Real Sociedad mermada con muchas bajas y jugadores con mucha carga de partidos visita la isla para enfrentarse a un Mallorca al alza al que las incorporaciones del mercado invernal parecen haberle sentado bien. Hora de dar un puñetazo sobre la mesa para los de casa y abrir una brecha considerable respecto a los tres, o dos, de abajo y vivir con más tranquilidad.