El Mallorca visita la capital andaluza para medirse a un Sevilla que a pesar de tenerlo muy encarrilado buscará confirmar su presencia en Champions para la temporada que viene delante de su gente. Al Mallorca no le queda margen de error y tiene que ofrecer una gran versión para ganar fuera de casa, algo que no ocurre desde que se ganara en el Metropolitano allá por el mes de diciembre.

Aguirre no puede guardarse nada esta vez como sí hizo en el Camp Nou y está más vivo que nunca el debate en la portería, además el técnico mexicano fue preguntado ayer en rueda de prensa por ese tema y no negó la posibilidad de que existiese un cambio bajo palos después de las últimas y malas participaciones de Sergio Rico. Lopetegui rotó el fin de semana y parece que saldrá con todo, aunque las posibilidades son muchas gracias a la amplia plantilla de la que dispone el técnico vasco.

Con la victoria del Granada ayer los andaluces se distancian bastante de los bermellones y parece que va a ser una pelea a dos entre Cádiz y Mallorca. Los gaditanos jugarán mañana conociendo ya los resultados de la jornada en una plaza complicada como es el Reale Arena ante una Real que se juega su clasificación a Europa League. Las cuentas pasan por sacar algo de la capital hispalense y hacer pleno en las últimas dos jornadas esperando tropiezos de Cádiz o un Granada que lo tiene ya muy encarrilado. Por detrás llega un Levante al alza que se encuentra a tres puntos del Mallorca y a seis de la salvación y que tendrá que obrar un milagro si quiere llegar a la última jornada con posibilidades.

Para encontrar una victoria en el Pizjuán del Mallorca hay que remontarse a la temporada 2012-2013 cuando en la vuelta de octavos de final de Copa del Rey (1-2) en un encuentro casi irrelevante porque la ida se había saldado con un 0-5 para los intereses del Sevilla FC.

Partido durísimo para el Mallorca que tiene que arreglar el descosido del fin de semana y que cada día que pasa tiene más difícil la permanencia un año más en Primera División y partido en el que el Sevilla querrá sellar su participación en la máxima competición continental.