Gran partido del cuadro balear que remontó los dos tantos iniciales de Jaén y mostró su determinación en ambas áreas. Los de Vadillo sumaron los tres puntos en una de las pistas más complicadas de España (3-4) y se jugarán el puesto de cara a los play-offs en la última jornada frente a Fútbol Emotion Zaragoza en Son Moix.

El Palma Futsal visitaba el Olivo Arena de Jaén con la posibilidad de seguir en la lucha por el segundo puesto o depender de sus rivales para tener el factor pista a favor en los play-off. El equipo de Vadillo salió sobre el parqué con gran actitud y en los primeros compases tuvo oportunidades para adelantarse en el marcador. Aún así, Jaén golpeó primero con un gol de falta de Antonio Pérez. Dos minutos después sería Carlitos quien remataría un balón en el interior del área y doblaría ventajas para los locales.

A pesar de ello, los baleares siguieron con su plan y se volcaron en ataque. Marlon fue el primero en encontrar el hueco en la portería jienense con un preciso disparo lejano. Higor remataría desde el interior del área un chut cruzado directo a la escuadra, inapelable para Henrique. Tomaz materializaría la remontada tras recoger un rechace en el interior del área. Tres goles en apenas seis minutos y la sensación de arrollar a su rival. Los mallorquines terminaron la primera mitad demostrando su fortaleza defensiva.

En la segunda mitad los de Vadillo demostrarían su garra y el complejo entramado defensivo, imposible para Jaén Paraíso Interior, quien vería cómo el Palma Futsal sellaría su victoria a la contra con un tanto de Neguinho. Míchel cerró el marcador a falta de nueve décimas para dejar el marcador en un definitivo 3-4.