Manolo Reina reapareció en la portería del RCD Mallorca dejando huella. El portero andaluz fue clave en el empate en el Sánchez Pizjuán, cosechando grandes intervenciones para sumar un valioso punto. Tras el partido, el propio Reina explicaba al propio RCD Mallorca cómo se ha sentido bajo los palos. «Ha sido un tiempo difícil y jodido. Te quitan y tienes que seguir trabajando. Seguir luchando. Lo importante es trabajar cada día ayudando a los compañeros. Me tirado noches sin dormir. No lo entiendes. Hemos hablamos y nos hemos juntado. Queríamos ganar, pero un punto es muy bueno».

Una situación complicada tras el 2-6 ante el Granada. «Veníamos de una situación muy complicada porque lo del Granada del otro día nos hizo daño y queríamos ganar, pero no ha podido ser. Sabíamos que veníamos a sufrir en un campo como este, que teníamos que defender y tener una pizca de suerte. Y hemos tenido las ocasiones, pero no ha podido ser. Nos llevamos un puntito de aquí y ahora le tenemos que devolver a nuestra gente lo que no le dimos el otro día. Seguimos vivos y ahora tenemos que seguir contra el Rayo. Quedan seis puntos y necesitamos luchar. Estaremos ahí hasta el último día».

El Mallorca sudó de lo lindo para rascar un punto. Reina, por su parte, también hizo su trabajo. «Al final el equipo lleva trabajando noventa y pico minutos, se ha reventado corriendo y el portero está para parar. Habíamos hecho un gran desgaste. Este resultado no salva el 2-6, pero sí demuestra que el equipo quiere y ya se verá si este punto sirve o no».

Un punto que puede valer una permanencia. «Muchas veces te das cuenta que en Primera, de la permanencia al descenso, la diferencia la marcan los empatitos, que también hacen falta. Ahora vamos a trabajar bien, a estar juntos porque todo el mundo nos daba por descendidos el otro día, y con razón porque la imagen no es la que se merece este escudo, que se merece un respeto. Vamos a dar guerra hasta el final porque el equipo quiere quedarse en Primera».