Ficha técnica:
Sant Andreu: Morales, Ton(Nuha min. 61), Jilmar, Carroza, Mikel, Gutiérrez, Vinicius, Iván, Xavi Puerto(Xavi Puerto min. 79), Calderón, Víctor.

RCD Mallorca B: Enrique, Gabriel, Connor, Raúl, Uchenwa, Álvaro, Thomas, Sebastià(Nicolás min. 81), Cedric, Boula(Sergio min. 62, Davis(Sastre min. 70).

Árbitro: Sergio Usón Rosel asistido en bandas por Francisco Barreiros Lado y Armando Ramo.

Tarjetas: Amarillas para los jugadores locales Ton min. 7, Gutiérrez min. 13, Carroza min. 82 y Nuha min. 86 y para los visitantes Boula min. 26, Sebastià min. 40, connor min. 85 y Nicolás min. 87.

Crónica:

El Mallorca B logra su noveno partido
sin perder, esta vez sabiendo sufrir ante un Sant Andreu que supo
buscar las cosquillas al filial, pero que comandados por un excelso
Enrique Royo, lograron no conceder un gol en contra. Con esto, cae
una plaza en la tabla, pero sigue a tan solo un punto de las
posiciones de promoción.
Solo una ocasión ha destacar de todo
el filial en el partido. También es cierto que el Sant Andreu no
tuvo un buen número de ocasiones, pero las pocas que acumuló, se
tildaron de ocasiones claras. Así, a los veinte minutos, Royo tenía
que lucirse para evitar el tanto del local Bruno. El meta paró bien
abajo el disparo cruzado. No sería su parada de más merito, puesto
que minutos después hizo gala de grandes reflejos en un remate del
central Azparren a la salida de un córner. Si bien no creaba
peligro, bien es cierto que si daba sensación de poder hacerlo en
una salidas rápidas, comandadas desde las bandas por James y Kike,
en un claro 4-4-2 en el esquema de hoy.
En la segunda parte, si que salió con
algo más de fuerza el filial, con diferentes disparos lejanos de
Brandon. Y de lejos, fue como llegó la mejor ocasión bermellona,
con un muy buen chute de Sastre que hizo lucirse al meta Morales.
Pero otra vez era el Sant Andreu el que dominaba más el balón,
aunque solo lograse una vez perforar la sólida defensa hoy de
blanco, comandada con gran nivel por Uche. Fue Xavi Puerto a pase de
Calderón el que se volvió a topar con Royo.
Olaizola decidió reforzar el centro
del campo, puesto que se veía claramente superado, sin capacidad de
filtrar balones a un Cedric hoy sin opciones. Pero lo único que se
logró, fue mantener la portería a cero, y sumar un nuevo punto. Con
este, cuarto partido consecutivo empatando fuera de casa, algo
importante, ya que en esta categoría jugar fuera es siempre
complicado

José Raúl González

Comentarios