Primera parte en la que comenzó mejor el conjunto visitante pero en la que solo creó peligro con tiros lejanos que no requerían esfuerzo alguno a Elías para atajarlos. Los locales, sin acabar de encontrarse cómodos, salían peligrosamente a la contra especialmente con Thomas y Tòfol. A balón parado pudo haber abierto la lata el conjunto entrenado por Carlos Muñoz, especialmente en la última jugada de la primera mitad en la que tras peinar un balón en el primer palo, a punto estuvo de rematarlo Óscar en el segundo palo antes de que saliera lamiendo el palo y congelando el corazón de los blanquiazules.

Tras la reanudación, el partido cambió por completo. Los locales jugaron en campo rival y por momentos tuvieron a los visitantes encerrados en su área pero no fueron capaces de anotar. La entrada al campo de Saúl y Eros por parte del CD San Francisco, ofreció una gran cantidad de combinaciones y asociaciones al borde del área rival que no llegaron a transformar en ocasión manifiesta. Algún tiro lejano, un penalti protestado a Saúl que fue discutido pero en el que acertó el colegiado al no señalar falta y la más clara, antes de ser sustituido Pedro, con un balón filtrado al corazón del área en el que el atacante dudó y al controlar, se cerró ángulo y acabó cruzando demasiado el balón ante la pasividad defensiva.

Se impusieron las defensas a los ataques, unos por la necesidad imperiosa de no perder para seguir vivos en su pelea por evitar el descenso y otros por ser uno de los conjuntos más fiables de la categoría. A día de hoy, el CD San Francisco es uno de los 5 equipos en España que continua invicto en 2017 si bien es cierto que acumula 6 empates consecutivos, y el menos goleado en lo que va de año, habiendo encajado únicamente los 2 goles de la jornada pasada en el campo del RCD Espanyol. La próxima semana, el Atº Baleares recibe al Girona y el CD San Francisco recibe al CE Sabadell.

CD San Francisco.

Comentarios