Ángel María Villar, presidente de la RFEF -suspendido temporalmente- y su hijo Gorka saldrán de prisión este mismo martes tras hace frente a las fianzas de 300.000 y 150.000 euros, respectivamente, que les impuso el juez del caso Soule.

El juez ha dictado la libertad y saldrán en las próximas horas de la prisión, donde ingresaron el 20 de julio.

Según han informado fuentes de la Audiencia Nacional, ambos han depositado este martes por la mañana en el juzgado las fianzas, por lo que el juez ha dictado su libertad y saldrán en las próximas horas de la prisión, donde ingresaron el 20 de julio. Pedraz podría ser el próximo en pagar la fianza y salir de la cárcel.

Comentarios