El entrenador y el exfutbolista mallorquín no seguirá como técnico del filial bermellón. El Real Mallorca ha decidido cerrar la etapa de Gálvez y no renovarle tras no conseguir el objetivo de ascenso a Segunda B que quedó a las puertas en la eliminatoria ante el Sanluqueño. Según testimonios allegados del técnico, la decisión ha sido difícil de digerir ya que la relación Gálvez y Mallorca había sido siempre estrecha y, también fuentes cercanas del Mallorca, el entrenador estaba considerado un hombre de club.

El ya exentrenador llegó a posicionarse como técnico interino del primer equipo, con posibilidades de ser fijo, cuando Chapi Ferrer agotó todas las oportunidades. Gálvez, siempre ligado al club mallorquín, vio en su cargo de entrenador del Mallorca un cambio de propiedad y el aterrizaje del músculo americano conducido en Son Moix por el consejero delegado Maheta Molango. Cinco jornadas estuvo sin poder reconducir con mejoría al equipo y, de esta manera, Molango puso su apuesta, Fernando Vázquez, que a la postre también tuvo que salir después de dejar casi en tierra de bronce al Mallorca en Valladolid.

Con el cargo de entrenador del Mallorca B vacío, todo hace indicar que Julián Robles, hasta ahora técnico del Juvenil División de Honor, es el mejor candidato para suplir la baja de Pepe Gálvez.

Comentarios