El Hércules está apunto de hacerse con los servicios de Pol Roigé. Los alicantinos esperan cerrar en las próximas el fichaje del extremo catalán, por el que el Mallorca pagó 150.000 euros hace más de dos temporadas.

Roigé, que ha jugado cedido en el filial del Celta durante toda la segunda vuelta de la temporada, no cuenta para Vicente Moreno y dejará de ser propiedad del Mallorca. Es la primera baja de las muchas que se esperan en el cuadro bermellón.

Comentarios