Más cerca que nunca. Así está el Atlético Baleares de conseguir el campeonato de su grupo en Segunda B. Tras la victoria en Son Malferit frente el Valencia Mestalla (3-2) el conjunto de Manix Mandiola está a un solo paso de conseguir sentenciar la liga cuando faltarían dos jornadas para terminar la fase regular. Con unos números tremendamente opuestos a los de la temporada pasada -donde los blanquiazules, cuartos por la cola con 38 puntos, rozaban el descenso a Tercera-, el equipo balear lidera desde hacia muchas jornadas y ya tiene el play-off de ascenso asegurado. Si los de Mandiola ganan el domingo que viene en casa del Badalona, matemáticamente, serán campeones. Para que eso no pase, para que el Baleares no consiga ganar el campeonato, tendríamos que ver alguna catástrofe que no se espera. Ganar uno de los tres partidos restantes darían a los balearicos el ansiado primer puesto. 

Vencer al Badalona. Con esa premisa viajarán este próximo fin de semana a tierras catalanas para sentenciar la liga. No obstante, será un partido muy complejo. El Badalona tiene opciones de jugar el play-off de ascenso (está a seis puntos del cuarto clasificado y quiere ultimar sus opciones) y suma dos jornadas sin ganar, algo que delante de su público querrá revertir. Este contexto no es nuevo para el Baleares. Capaz de vencer en plazas mucho peores, los de Mandiola se han caracterizado por ser eficaces arriba y un muro atrás -aunque en esta jornada ha encajado dos goles, algo que hacía tiempo que no ocurría-. Con ese contexto los blanquiazules buscarán una nueva victoria para, como decimos, dejar la liga sentenciada y tener dos jornadas de plena tranquilidad.

Comentarios