El momento de la verdad se acerca. Este domingo el Atlético Baleares puede conseguir el ascenso a Segunda División . Los blanquiazules están a una victoria de conseguirlo y Manix Mandiola reconoce que no hay presión alguna en el vestuario a dos días del partido ante el Racing de Santander: “No noto ansiedad. Casi ni hemos hablado. A la gente la veo más alterada, al entorno, desde hace un mes la gente en la calle ya la veo más motivada y esta semana un poco más”. El técnico vasco, además, explica que Sam Shashoua está con molestias -aunque su presencia el domingo está asegurada- y reconoce que la baja de Peris no les va a afectar porque han estado “toda la primera vuelta sin él”. “Espero un partido complicado porque no hay posibilidad de recurso. Estamos a 90 minutos y el premio es muy grande para poder especular”, afirma Mandiola.

Con el 0-0 de la ida, el Baleares está a una sola victoria de volver a Segunda 56 años después. Mandiola prevé un partido muy complejo y ve en Son Malferit un plus más que importante a favor de su equipo: “Siempre se dice que los goles fuera valen el doble pero si al Racing le preguntaran elegiría jugar en casa la vuelta. Salga como salga el Racing nos adaptaremos a las exigencias del rival, estamos preparados para lo que venga”. “El rival merece todo el respeto y nosotros vamos a intentar hacer bien lo nuestro”, añade.

Alberto Villapalos también ha estado presente en la típica rueda de prensa de Mandiola de los viernes. El jugador madrileño insiste en que es un partido más y que la semana la han encarado con total normalidad. Villapalos prevé que el Racing querrá el balón, pero hacer eso en Son Malferit se antoja complicado: “Será un partido intenso, de pelea y garra. En casa sí que generamos ocasiones y no se parecerá al partido de ida”. “En la segunda vuelta hemos dejado muchos partidos la puerta a cero y queremos seguir imbatidos. Nuestro estilo de juego no debemos cambiarlo”, añade.

Comentarios