El Atlético Baleares viaja este fin de semana a la capital para enfrentarse a uno de los gallos de la categoría, el Rayo Majadahonda. Los madrileños, recién descendidos de Segunda División, llegan tras perder ante la UD Ibiza y buscarán reencontrarse con la victoria en el Cerro del Espino. Manix Mandiola, entrenador blanquiazul, es consciente de lo complejo que será el partido pero cree que no hay tanta diferencias entre ambos clubes: “Puede parecer por presupuesto y porque ha bajado pero no tiene por qué afectar, será igualado y no tenemos complejo de inferioridad ni superioridad con nadie”. El técnico vasco, además, ha confirmado que Luca Ferrone está listo para jugar y que Borja San Emeterio es baja.

Mandiola explica que el Atlético Baleares, como ya pasó la temporada pasada, es un equipo muy bien ordenado y con mucha seriedad en la faceta defensiva. Los dos partidos jugados hasta la fecha lo demuestran. “La base de una casa son los cimientos, somos serios en defensa para no tener que andar a remolque ni tener que improvisar”, apunta. Sobre uno de los últimos jugadores en llegar, Diego Cervero , el míster blanquiazul dice que al delantero aún le falta rodaje, aunque irá convocado y tendrá posibilidades de jugar. Por último, reconoce que su equipo no ha brillado demasiado en estos dos primeros encuentros tal y como dictamina la clasificación: “Hay confianza pero con los pies en la tierra porque no hemos hecho nada aunque es el camino a seguir”.

Comentarios