La competición no ha comenzado con los mejores resultados para el Palma Futsal. Si bien las sensaciones en los dos primeros partidos fueron buenas, los resultados no acompañaron y, de momento, no han estrenado su casillero de puntos. Esta situación hace que el partido de este viernes frente al Viña Albali Valdepeñas sea lo más parecido a una final anticipada pese a que la temporada apenas ha comenzado a caminar. Las dos derrotas y el calendario que se avecina, con las visitas a ELPozo Murcia FS y al Barça, las dos en menos de un mes, obligan a sacar los partidos de casa sin permitirse otro traspiés como el sufrido frente al Levante UD en la primera jornada liguera. Es el reto que se ha impuesto el vestuario a corto plazo. No hay otra opción que conseguir los tres primeros puntos del curso este viernes en casa.

Antonio Vadillo, técnico del Palma Futsal, asegura que está tranquilo con la situación: “El equipo está trabajando y jugando bastante bien. En defensa estamos compactos y encajando pocos goles. Lo que nos está faltando es marcar goles para ganar los partidos. Ya es la tercera jornada y tenemos la obligación de sacarlo adelante. Nos tenemos que aferrar a Son Moix y a nuestros aficionados”. El técnico no ha podido preparar el partido como le hubiera gustado ya que a los tres jugadores que están de baja por lesión se le han unido Raúl Campos y Hamza, que han estado con sus respectivas selecciones y que apenas podrán entrenar con sus compañeros este viernes.

“Ha sido una semana un poco atípica porque normalmente somos una plantilla con bastante afluencia de jugadores y entre lesionados y selecciones nos hemos quedado justos de efectivos”, explica Vadillo sobre el contexto de la plantilla. “Ya tenemos ganas de que llegue el partido del viernes para tener una oportunidad más y sumar nuestros primeros tres puntos después de este comienzo de liga que no se está traduciendo en buenos resultados”, insiste el técnico andaluz. Sobre el rival, el Viña Albali Valdepeñas, Vadillo afirma que es un rival complicado y que se avecina un complejo encuentro: “Son aguerridos y se ha reforzado bien”. “La clave pasa por hacer nuestro juego y tener tranquilidad en los metros finales, que es lo que nos está penalizando”, finaliza.

Comentarios