Una jornada más, el Atlético Baleares ha ganado en el Estadi Balear de una forma holgada y dejando claro de por qué es el líder de su grupo en Segunda B. Los de Manix Mandiola han vencido 3-1 al Oviedo B con goles de Jorge Ortiz, Toni Gabarre y Jordan Holsgrave. El el equipo local empezó como siempre: dominador en los primeros minutos y marcando el ritmo tocando con Jordan, Jorge y Haro. A los diez minutos llegó un doble ocasión balearica. Borja hace un gran pase interior al desmarque de Jordan, que se cuela hasta línea de fondo y su pase de la muerte lo remata fuerte al palo David Haro, el rechace lo remata como puede Gabarre y detiene Valens. 

Aún así, el gol no se hizo esperar y llegando al minuto veinte, un pase espectacular de cuchara de Jodan al desmarque de Gabarre que hace una gran volea que golpea fuertemente en el larguero. La jugada continúa y se la lleva por banda derecha David Haro y su pase lo introduce en la portería desde del segundo palo Jorge Ortiz. Parecía otra mañana plácida para el conjunto blanquiazul, pero qué es la vida sin un poco de emoción. Entrando en el último tramo de la primera parte el árbitro pitó penalti por manos de Vallori. Alarcón transformó la pena máxima a lo panenka, con mucha sangre fría. Pero que el filial del Oviedo marcase encendió al Atlético Baleares para marcar dos goles más antes de llegar al descanso. Gabarre anotaría el segundo para los blanquiazules tras una gran conducción que él mismo definía. Casi sin tiempo para celebrarlo, Gabarre asistía a Jordan, que la cruza desde la derecha en el mano a mano con Valens con su pierna buena. Con el 3-1 se llegaría al descanso.

En la reanudación los primeros dos disparos de fuera del área a las manos de cada portero respectivamente. Primero fue Ricardo y luego Jordan, sin complicaciones. Llegando a la hora de encuentro, una vez que el Oviedo asumió riesgos con tres defensas atrás y dos cambios ofensivos, Riki tuvo una buena ocasión desde fuera del área rozando el larguero. Fueron buenos minutos del Oviedo B, que se hizo dominador del juego, como si al Baleares le fuera suficiente el resultado y se hubiera relajado algo, cosa poco habitual en el equipo de Manix, siempre enchufado. No obstante, los locales pudieron volver a marcar. En el minuto setenta, David Haro estuvo a punto de anotar tras un buen pase de Jordan. El jugador catalán de gira bien sobre su defensor, pero su chut al primer palo lo envía a córner Valens, el mejor del equipo rival todo el partido. El marcador no se volvería a mover y el Atlético Baleares se consagra como líder en solitario del Grupo I de Segunda B.

Comentarios