El Palma Futsal recibe al Barça, tercer grande consecutivo que visita Son Moix tras la victoria frente a ElPozo y la derrota ante Movistar Inter. Se espera un gran ambiente a pesar de compartir horario con un Mallorca-Alavés. 

Palma Futsal regrese a la competición con un auténtico partidazo con Son Moix como protagonista. “Estamos con muchas ganas de afrontar competición después de este parón de dos semanas sin competir por los campeonatos internacionales. Han sido dos semanas un poco dispersas porque teníamos varios jugadores con la selección y otros jugadores que teníamos que ir recuperando porque estaban tocados por la carga de minutos.”, explicaba un Antonio Vadillo que reconocía que la pausa competitiva ha venido bien a su equipo para acoplar a sus últimas incorporaciones: “El hecho de que ellos jugaran ayer Copa hace que ya estén metidos mentalmente en competición. Nuestro descanso ha permitido acoplar mejor a los nuevos. Van en muy buena línea”.

El técnico jerezano es consciente de que su equipo tiene que firmar un excelente partido para poder llevarse la victoria ante el Barça como sucedió en la primera vuelta en el Palau Blaugrana. Además ahora contará con el aliciente de jugar en casa, “para nosotros el apoyo de nuestra afición es fundamental y para afrontar este tipo de partidos más porque sabemos que va a haber momentos de dificultad y ahí ese empuje y ese aliento te lo da la afición. Sabemos de la dificultad que va a tener el partido y que tenemos que estar muy concentrados para tener nuestras posibilidades porque jugamos contra un equipo con mucho potencial”.

Vadillo considera que el partido de este fin de semana llega en circunstancias muy diferentes al de la primera vuelta y con un Barça mentalizado de que va a tener que hacer un buen partido: “Ellos van a venir aquí sabiendo que si no hacen un buen partido lo van a pasar mal. Saben que en Son Moix tienen que estar muy concentrados y competir a muy buen nivel. Nosotros tampoco nos podemos relajar ni cometer ningún error no forzado porque lo hacen pagar. Intuyo que será un partido que se decida por detalles, sobre todo en las porterías”.

Los caprichos del destino han querido que Ximbinha debute en liga con el Barça en la que hasta hace poco más de dos semanas era su casa, el Palau Municipal d’Esports de Son Moix, y con el Palma Futsal como rival.“La aportación de Ximbinha le va ayudar en la profundidad de su juego, que es lo que les faltaba últimamente con las bajas de Ferrao y Esquerdinha”, explicaba Antonio Vadillo.

El técnico andaluz desea que el pívot brasileño realice un buen partido pero que la victoria se quede en casa. “Hay que añadir el aliciente de que viene Ximbinha. El deporte es así de curioso. Que haga su golito pero que se queden los tres puntos aquí y estaremos contentos”.

Imágen vía: Palma Futsal.

 

Comentarios