La proyección de determinados jugadores es clave para el futuro a medio/largo plazo del RCD Mallorca, un objetivo que durante el verano pasado se vio trastocado con el inesperado ascenso a Primera División -bendito cambio, ¿no?-. Las jóvenes promesas bermellonas y esos jugadores que menos contaban para el míster se tuvieron que poner en busca de minutos para, en un futuro, sí tener un hueco en el once de Vicente Moreno. De esos catorces jugadores que han salido cedidos del club balear, por desgracia, muy pocos han conseguido un papel relevante en sus respectivos destinos. El más reciente, y por él empezamos, es Álex Alegría. Jugó la primera parte del año con el Mallorca, pero en invierno puso rumbo a la UD Extremadura. Allí, no obstante, ya ha marcado cuatro goles en los siete partidos que ha disputado.

Quienes sí han adquirido un papel esencial en sus nuevos equipos han sido Juan Diego Monila ‘Stoichkov’ y Antonio Sánchez. Ambos son los que más han destacado hasta la fecha en la AD Alcorcón y CD Mirandés respectivamente. El gaditano es el que más goles suma en el equipo madrileño (13) y es, además, el cuarto máximo goleador de LaLiga SmartBank. Por su parte, el jugador palmesano, no sólo está dejando huella en Anduva haciéndolo maravillosamente bien en la competición liguera, sino que también fue partícipe esencial en la gesta del Mirandés en la Copa del Rey. ‘Stoichkov’ y Antonio Sánchez, con toda probabilidad, estén a las órdenes de Moreno la temporada que viene.

Enzo Lombardo, Franco Russo y Àlex López también están cuajando muchos minutos y, sobre todo, buenas sensaciones. Los dos primeros han adquirido un papel vital en el Racing de Santander y en la SD Ponferradina, jugándolo prácticamente todo y dando un óptimo nivel. Enzo suma ya tres goles y ha dejado ver su capacidad ofensiva en innumerables ocasiones; mientras que Russo está siendo uno de los mejores centrales de la categoría. No obstante su margen de mejora es alto y su presencia en el primero equipo, si el Mallorca salva la categoría, se antoja un poco complicada. El caso de Àlex López, por su parte, es más sensible, ya que una lesión le dejó apartado de los terrenos de juego a mitad de temporada y aún no ha vuelto a su mejor nivel.

Raúl Prada, Pierre Cornud y Sergio Moyita son los únicos que están en Segunda B. Éste último, Moyita, buscó una alternativa en Segunda División, algo que fue muy complicado. Nivel tiene, y lo ha demostrado en Segunda B. Tres goles y una asistencia en lo que llevamos de curso, no obstante, parecen datos un tanto pobres para el jugador que está en el Rayo Majadahonda. Prada, por un lado, no está teniendo muchas oportunidades en el Oviedo B, donde fue en invierno. El joven defensa mallorquín, desde que llegó a tierras asturianas a finales de enero, sólo ha disputado seis encuentros. Mientras que Pierre cambió, precisamente, el Oviedo B por la UD Ibiza en invierno. Pablo Alfaro le acogió enseguida para ser su lateral zurdo en Can Misses.

Tabla donde se recogen los datos de los jugadores cedidos por el RCD Mallorca en la temporada 19/20. Elaboración: José Raúl González.

Por contrario, los Carlos Castro, Pablo Valcarce, Sergio Buenacasa e Igor Zlatanovic son los que menos protagonismo han tenido en sus nuevos destinos. Aunque la irregularidad de Valcarce no debe empaña sus dos goles y sus dos asistencias en más de una veintena de partidos. El paso de Carlos Castro en Lugo está siendo testimonial, así como el del joven Zlatanovic en Numancia. Quien ha tenido mala suerte en Buenacasa. Empezó la temporada en la SD Ponferradina y se lesionó de gravedad. En el mercado invernal puso rumbo a Málaga en busca de algo más de suerte. El último caso, y el único que aún no ha vestido aún la elástica mallorquina, es Íñigo Ruiz de Galarreta. Fichaje inesperado por todos para esta temporada cuyo acuerdo detallaba que estaría un año más en la UD Las Palmas, donde ha jugado veintitrés partidos. Veremos si la temporada que viene se estrena como jugador bermellón.

Comentarios