Tercera ocasión que el Atlético Baleares se queda sin el ascenso en el partido definitivo. Esta vez, en los penaltis, el Cartagena se ha sumado a la lista de equipos que han frenado a los balearicos en su buscado regreso a Segunda División.

Marcada por el típico respeto ha transcurrido la primera mitad del partido definitivo por el ascenso a Segunda División. Ambos equipos han mantenido el respeto mutuo, roto en ocasiones contadas con jugadas aisladas que han merodeado el primer tanto del partido. Jorge Ortíz ha probado desde la lejanía a Marc Martinez, mientras que Manu Herrera ha sacado un pie salvador ante el delantero cartagenero, Vinicius Tanque. Algún acercamiento más se ha podido ver en ambas áreas, pero en ningún caso sin lograr un rematador.

Con el mismo respeto se ha iniciado la segunda mitad. A pesar de que el Atlético Baleares ha probado al guardameta blanquinegro mediante disparos desde la frontal de Jorge Ortiz y Samu Shashoua, pocas ocasiones más se han podido contabilizar en el equipo de Mánix Mandiola. Misma dinámica que ha tenido el Cartagena, pues más allá de una ocasión clara de Johannesson, que ha aprovechado un pase interior para finalmente toparse con un seguro Manu Herrera, poco más ha habido a destacar. Un disparo lejano de Carrasquilla ha sido lo poco que hemos podido contabilizar de más.

El partido ha llegado irremediablemente a la prórroga, como ya pasara el día anterior con Castellón y Logroñés. Una prórroga con más miedo y respeto que ganas de evitar los fatídicos once metros. Y así, tras media hora de escaso futbol, el destino se ha ido a decidir desde el punto de penalti. No sin antes, la sorpresa de la jornada. Y es que Manix, a dos minutos de acabar, ha dado entrada a Xavi Ginard por Manu Herrera.

La tanda de penaltis iba en pleno, hasta el cuarto penalti. Justamente Samu Shashoua, uno de los jugadores que lo ha intentado, y de más nivel del equipo, ha enviado su penalti a las nubes. El Cartagena no ha fallado sus lanzamientos, y Jorge Ortiz, en el quinto lanzamiento, ha visto como Marc Martínez le acertaba el lanzamiento, y volvía a dejar con la miel en los labios al equipo balearico.

Foto: Twitter Atlético Baleares

Comentarios