Mati Rosa seguirá en el Palma Futsal una temporada más pero lo hará como cedido ya que desde ahora es propiedad del Barça. Ambos clubes cerraron un acuerdo de traspaso en septiembre del año pasado con fecha de ejecución para este mes de julio y que incluía la cesión del pívot durante el primer año. El argentino viajó a Barcelona para pasar el reconocimiento médico previo a ejecutar el traspaso y regresó a la isla para comenzar la pretemporada a las órdenes de Antonio Vadillo a partir del próximo lunes.

El argentino firmó su contrato por cuatro temporadas con el conjunto azulgrana aunque la primera de ellas la jugará cedido en el Palma Futsal. Es el acuerdo que se cerró hace diez meses y que se ha ejecutado ahora tal y como pactaron los dos clubes en su momento. El Palma Futsal se aseguraba así contar dos temporadas con uno de los pívots más deseados del mercado tras marcar 18 goles en 30 partidos en su primera temporada en la isla.

La pasada campaña vivió la cruz del deporte con la grave lesión de rodilla que sufrió en octubre y que le obligó a pasar por el quirófano, lesión que por suerte ya ha olvidado y de la que ya está completamente recuperado por lo que podrá iniciar la pretemporada con normalidad. Mati apenas pudo jugar los tres primeros partidos de la fase regular y ya no reapareció hasta el play-off disputado a finales de junio.

Comentarios