Prueba de fuego para los pupilos de Luis García Plaza este jueves a las 19:00 en Son Moix. El Mallorca hará de anfitrión ante un Málaga que está inmerso en una dinámica positiva y que después de salvar una temporada difícil afronta la presente campaña con ilusiones renovadas.

Con tan solo punto de ventaja en la clasificación sobre su rival el Mallorca, aún sin Murilo, buscará volver a encadenar dos victorias consecutivas e intentar aumentar los minutos que lleva ya Manolo Reina sin encajar gol. Van siete porterías imbatidas consecutivas para los bermellones y siete encuentros también sin conocer la derrota. Por su parte, el Málaga llega tras empatar en el siempre difícil Anduva e intentará jugar a un ritmo muy alto para irse de Son Moix con el premio gordo.

Veremos de nuevo rotaciones en las filas de un Mallorca que ha demostrado contar con un fondo de armario envidiable que ha respondido a su técnico y que de seguir a este nivel se convertirá un problema para Luis García Plaza, pero bendito problema… Y es que tanto los indiscutibles como los menos habituales han demostrado estar a un nivel altísimo: se le dio una oportunidad a De Galarreta e hizo un partidazo, se le dio una oportunidad a Antonio Sánchez y respondió con un golazo que decantó el partido hacia el lado bermellón y, por si fuera poco, a pesar de tener a dos de los mejores defensas centrales de la categoría Franco Russo ha ofrecido actuaciones notables en todos los minutos que ha disputado. Con todas las líneas bien cubiertas y un lateral zurdo en el que están Oliván y Cufré, que cuentan con la confianza del míster, Luis García Plaza deberá seguir acertando con las rotaciones para seguir con una dinámica que de mantenerse aupará al Mallorca a la zona más noble de la clasificación.

A falta de lo que se juegue hoy miércoles, el Mallorca podría acabar la jornada como segundo, y si hay suerte, como primero.

Comentarios