Primera derrota de la temporada que llega en la segunda jornada de liga. El Atlético Baleares se enfrentó al Rayo Majadahonda en El Cerro del Espino, equipo en el que jugaron de inicio dos conocidos ex balearicos como son Vega y Gorka Iturraspe. En la primera parte, el Rayo Majadahonda apretó mucho a la líneas balearicas presionando en el centro del campo y saliendo muy enchufado. El conjunto madrileño fue el dueño del balón durante los minutos iniciales con mucha superioridad mediante la transición de pases y ritmo de juego. A los ocho minutos, se adelantaron en el marcador con un gol de Borja González por parte del Rayo Majadahonda, tras un pase en profundidad  a la espalda de Cobo y después batir a Juan Carlos. El Baleares, a raíz del gol, intentó combinar jugadas de ataque para hacer daño, pero no conseguía hacer serio peligro. El equipo balear no encontró fluidez en la salida del balón y estuvo muy incómodo. Con la necesidad de mejorar para recuperar mejores sensaciones se marchó el equipo al descanso. Las dos bandas madrileñas causaron mucho peligro en la primera parte. Laerte en un dos centro chuts estuvo a punto de marcar.

Tras el descanso, el Baleares mejoró en su juego con pases precisos y combinó mejor en los primeros compases de la segunda mitad, dispuesto a empatar, manteniendo un poco más la posesión de la pelota en el centro del campo. El equipo balear empujó bastante al rival durante varios minutos y el equipo tuvo una mejor salida del balón desde la defensa. Rozando la hora de encuentro, mediante una chilena del jugador Rubén generó una gran ocasión para haber puesto el segundo en el marcador, pero el portero Juan Carlos paró ese remate de forma espectacular. Rubén Sánchez, marcó el segundo gol tras una jugada por la derecha en que remata solo al primer palo para sentenciar casi el partido. Pichín puso un buen centro al área y tras un rechace del portero, en el que casi marca Vini, quedando el balón muerto en el área pequeña y Fito y chutó a bocajarro pero la defensa sacó bajo palos de forma increíble. Hubiera sido el gol de la esperanza. Luca Ferrone completó una gran segunda mitad en defensa y ataque, cortándolo todo. Jordi Roger no quiso arriesgar con Baselga por miedo a una recaída mayor y Coro, sintió molestias al calentar en la banda en el isquio y por eso el míster tampoco pudo contar con él. La semana que viene visita el Atlético Madrid B el Estadio Balear con la obligación de seguir siendo fuertes en casa y lograr una nueva victoria.

Comentarios