Antonio Vadillo, entrenador del Palma Futsal, afirma que el partido ante Ribera Navarra es muy exigente: “Sabemos que han tenido muchos cambios en su plantilla y que esto conlleva un proceso, pero para nosotros es un partido vital después del punto conseguido en Peñíscola, ya que tenemos que hacerlo bueno con una victoria”. La intensidad, apunta Vadillo, es una de las cosas que el Palma debe mejorar de cara a futuros encuentros: “Eso denota mucho en partidos igualados. La calidad al final no sobresale si tu igualas al rival en este aspecto. Si no igualas los rivales se van creciendo. Contra nosotros los equipos juegan con un punto más de motivación dado el potencial que tenemos y con eso tenemos que convivir también”.

Ahora toca una retahíla de encuentros, un sin parar. Además, tres de ellos serán en Son Moix, algo que a Vadillo le gusta: “Si somos capaces de en estos cuatro partidos hacernos fuertes en casa y hacer buenos números nos va a dar un porcentaje alto para que estemos arriba durante un tiempo”. “Empezar bien te da mucha confianza y seguridad para el devenir de la temporada, pero un calendario no solo tan comprimido, si no tan extraño, porque va a haber partidos aplazados. Ante esta situación es muy importante el nivel de concentración y sacar los partidos que nos toque jugar”, indica el entrenador andaluz.

Comentarios