Tras unas semanas de parón obligado tras los 11 positivos por Covid entre plantilla y cuerpo técnico, volvió el Atlético Baleares a la competición con dos partidos en cinco días. El pasado domingo el Sanse se llevó 3 puntos in extremis del Estadio Balear con un gol a balón parado en el minuto 87, en un partido con un once de circunstancias por parte del conjunto balearico provocado por el tiempo de inactividad de algunos jugadores.

En el partido de ayer contra el filial madridista se logró empatar gracias a la salida de Vinicius Tanque y Armando desde el banquillo, anotando el 1-1 final con asistencia del primero y gol del segundo, a la inversa de lo que probablemente sería el orden lógico.

Armando Shashoua celebrando su gol ante el Real Madrid Castilla. Foto: Atlético Baleares.

Tras estos dos partidos, el Atlético Baleares ha iniciado la temporada actual con 5 puntos de 15 disputados, lo que le coloca sexto tras solo una victoria en cinco partidos, habiendo jugado ya una cuarta parte del campeonato que determina por qué luchará cada equipo en la siguiente fase. No son números demasiado esperanzadores por el momento, sobre todo teniendo en cuenta de donde viene el club estando muy cerca del ascenso a la categoría de plata en las dos últimas temporadas.

Hay que tener en cuenta que solo los tres primeros del subgrupo de diez aspiran a entrar en el play off de ascenso a Segunda y se aseguran una plaza en Primera RFEF (Segunda B Pro). Los clasificados entre el cuarto y el sexto tendrán que luchar en una liguilla posterior por entrar en esa Primera RFEF. Ahora mismo -y salvo cambio drástico en la dinámica de juego y puntos- yo daría por bueno que el equipo se asegure una plaza en Primera RFEF y aspirar a abordar el ascenso a la LFP la próxima temporada. Hay que tener en cuenta que no logar la plaza en Primera RFEF y mantenerse en Segunda B, la nueva Segunda RFEF, supone en la práctica un descenso a la cuarta categoría del fútbol nacional, un golpe que sería muy duro habiendo estado tan cerca del fútbol profesional en los últimos años. El objetivo ha cambiado.

Comentarios