El Mallorca recibe mañana al CD Castellón en Son Moix para cerrar la decimoséptima jornada de LaLiga Smartbank. Partido con alicientes para seguir ganando y para seguir marcando la pauta de la categoría de plata.

El equipo valenciano llega después de un empate y una victoria ante rivales directos como Mirandés y Zaragoza respectivamente. Sendos partidos significaron el fin a una mala racha que llevó al Castellón a la zona roja de la tabla. Con un punto de ventaja respecto al Alcorcón, equipo que actualmente marca el descenso, tratarán de seguir con esta pequeña racha de buenos resultados y alejarse de las posiciones de peligro. Los orelluts pueden formar con una defensa de cinco o con una de cuatro como ya advirtió Luis García Plaza. El Mallorca se enfrenta a uno de los equipos con peor registro defensivo de la competición, y es que antes de dejar su portería a cero contra el Real Zaragoza llegaron a encadenar 11 jornadas recibiendo goles.

En la otra cara de la moneda se encuentra el Real Mallorca, actualmente segundo a expensas de lo que ocurra mañana debido a la victoria del Espanyol por dos tantos a cero contra el Sporting de Gijón. Los chicos de LGP han recibido tres goles en lo que va de campaña y suman tres jornadas consecutivas ganando, además de los quince partidos que lleva sin conocer la derrota desde el ya lejano Mallorca-Rayo que se decantó a favor del equipo madrileño. De ganar mañana en Son Moix el Mallorca establecería su mejor racha esta temporada, ganando durante cuatro jornadas consecutivas. De hecho, el conjunto bermellón no da alegrías durante cuatro jornadas a su afición en forma de victorias desde que allá por 2017 lo lograse en su inicio fulgurante en 2ª División B. Se pueden prever rotaciones en la escuadra bermellona, aunque no demasiado radicales por lo que parece, ya que el míster insiste en que los cuatro días de descanso que hay entre partido y partido ayudan notablemente a la recuperación física de los jugadores.

Después de ganar (y de qué manera) en el Estadio Juegos del Mediterráneo el Mallorca afronta un partido contra un rival de menor entidad y que pasa un momento mucho más delicado del que pasaba una UD Almería que contaba sus últimos seis partidos como victorias. Sin embargo, Luis García Plaza ha instado a no confiarse a pesar de la increíble racha que lleva el equipo, conocedor de que levantar el pie del acelerador en esta categoría significa inequívocamente la pérdida de unos puntos que pueden ser muy valiosos cuando en mayo se decidan las cosas importantes.

Partido trampa para un Mallorca que quiere seguir ganando para ser líder una semana más y partido de motivación máxima para el cuadro castellonense, que se topa ante la oportunidad de confirmar las buenas sensaciones que han dejado sus dos últimos encuentros. Mañana a las 21:00 en Son Moix, el líder (o no) defiende plaza.

Comentarios