Carlos Carmona Bonet ya es historia viva del Sporting de Gijón. El centrocampista mallorquín se ha despedido de la afición sportinguista en una comparecencia donde estuvo acompañado por su familia y muchos compañeros durante su periplo en Gijón. Carmona llegó a Gijón en la temporada 2012/13 y ha disputado, en nueve temporadas, 293 partidos, colocándose en la clasificación histórica del club asturiano en vigésimo primera posición. En todas esas temporadas, el mallorquín ha anotado 43 goles. La figura de Carmona ha sido muy importante en la historia sportinguista, hasta tal punto que ha sido uno de los capitanes del equipo. Entre sus logros en el club rojiblanco está el ascenso a Primera División conseguido en la temporada 2014/15.

Carmoma, en una rueda de prensa muy emocionante, se ha mostrado muy satisfecho por todo lo conseguido como sportinguista“Como rojiblanco he vivido momentos inolvidables. Lo fue aquel ascenso de ‘los guajes’, como también lo fue la permanencia la temporada siguiente, aunque también he vivido momentos de profunda tristeza, como los que supusieron tener que despedir a mi querido Quini y al gran Alejo. En el presente, ahora, sólo tengo palabras de arraigado recuerdo y de profundo agradecimiento para todos“. “¿Cómo voy a olvidarme de los compañeros de vestuario que he tenido? Han sido hermanos en la alegría y en el sufrimiento, porque de todo hemos tenido. Inolvidables compañeros siempre. Cómo voy a olvidarme de los trabajadores del club, especialmente de los auxiliares del equipo, sin horarios para estar a nuestra disposición donde y cuando hiciera falta. Gracias también a cuantos dirigentes y técnicos he tenido en estos 9 años”, ha añadido el mallorquín.

Entre tanta emoción, también ha reconocido sentirse muy triste por abandonar un club que ha sido su casa en las últimas nueve temporadas: “Me resulta muy difícil despedirme del que ha sido mi hogar durante los últimos 9 años. He sido muy feliz en Asturias. Gijón es ya nuestra segunda casa tanto para mí como para mi familia“. “Hoy vivo un día especial. Un día triste por tener que decir adiós, pero a la vez añado que este día está cargado de orgullo fruto de tras haber vivido los años más intensos de mi vida como futbolista. Quiero que se me entienda al expresar lo que para mí ha supuesto vestir la camiseta del Real Sporting de Gijón”, finaliza.

Comentarios