RCD MALLORCA 0 0 ATHLETIC CLUB
Reina; Joan Sastre, Valjent, Raíllo, Abdul Baba; Baba, Salva Sevilla, Febas; Dani Rodríguez (Kubo min. 62), Lago Junior, Budimir (Abdón, min. 75). Unai Simón; Capa, Yeray, Iñigo, Yuri; Dani Garcia, Unai López (Beñat, min. 51); Muniain, Raúl García, Córdoba (Aduriz, min. 57); Williams (Ibai Gómez, min. 84).
Asistencia: 16.591 espectadores.

Viernes 13. Tormenta de fondo. Recibes a un ex jugador al que le homenajeas antes del inicio del partido. Un contexto un tanto peligroso para que el RCD Mallorca recibiera al Athletic Club. Y podía haber pasado cualquier cosa. El partido fue claramente de menos a más. Muchas ocasiones, la mayoría de ellas en el último cuarto de hora. Dos penaltis -ambos errados-, un palo de Salva Sevilla, un recital de Aleix Febas o el gran debut de Abdul Baba, han sido cosas a destacar del partido. El partido ha tenido de todo y la afición de los dos equipos han sufrido una montaña rusa. Los bermellones dejan atrás la racha de sumar dos derrotas seguidas, vuelven a puntuar.

La primera parte tuvo de todo menos ocasiones ni fútbol. Sí, exacto, tuvo poco, o nada. Ambos equipos estuvieron muy centrados en las tareas defensivas y únicamente en contraataques se pudo ver algún amago de ocasión. Y es que ni RCD Mallorca ni Athletic Club consiguió disparar con peligro entre los tres palos. Sólo Raúl García, en el bote de un córner, hizo esforzarse mínimamente a Reina, ya que su cabezazo fue muy centrado. Lo más destacable por parte del conjunto bermellón se centró en la banda izquierda. El debut de Abdul Baba fue más que notable. Era el único que probaba cosas diferentes: centros, pases interiores, etc. Dani Rodríguez y Febas, por su parte, intentaban proponer un juego fluido que nunca se llegaba a conseguir por la buena defensa que cuajaba el equipo vasco. Los de Gaizka Garitano tampoco proponían un fútbol vistoso. Buscaban el contraataque con un Williams desactivado por Valjent y Raíllo, eso provocaba que tanto Unai López como Dani García buscasen a Córdoba y Muniain por bandas. Este último, en uno de los pocos disparos vistos en la primera parte, daba un susto a Reina con un chut que se iba fuera. En los últimos instantes, Salva Sevilla la tuvo a balón parado, pero Unai Sinón despejó a córner sin problema.

Con el paso de los vestuarios el RCD Mallorca cambió, fue más a por el partido, yendo de cara. Propuso más intensidad y, sobre todo, más profundidad. No obstante, el Athletic no se cerró y tuvo sus oportunidades. Capa, Aduriz o Yeray gozaron de ocasiones que no terminaron en ser determinantes. Febas, por su parte, se coronó como el mejor del partido. Sus detalles fueron claves y casi Lago Junior tuvo la más clara tras un taconazo del catalán que dejaba solo al delantero bermellón. El conjunto vasco, rondando la media hora de segunda parte, fue superior. Durante varios minutos mantuvo la posesión e hizo correr mucho a los bermellones. Entre tanto, Salva Sevilla estrelló el balón al palo. Cabe destacar, además, el gran papel de Kubo. Él provocó un penalti que Abdón lanzaba fuera. El mallorquinismo, en esos últimos minutos, experimentó una montaña rusa: del penalti errado y rozar la victoria, a ver cómo Aduriz también fallaba desde los once metros -esta vez era Reina quien detenía la pena máxima-. El VAR fue muy protagonista dando el visto bueno a los penaltis y anulando un gol de Álex Alegría por fuera de juega.

 

 

Comentarios