Los jugadores de la primera plantilla del RCD Mallorca están pasando, de manera individual, los pertinentes controles para determinar si están o no afectados por el COVID-19. Este es el protocolo que todos los clubs de Primera y Segunda División tienen que realizar para mantener la seguridad sanitaria. Es, además, el primer paso para volver poco a poco a la normalidad. Si las pruebas dan negativo -se sabrá en unas 48 horas- los jugadores bermellones podrán volver a entrenar en Son Bibiloni desde este viernes. Eso sí, de forma individual. Más adelante, si la evolución sanitaria sigue mejorando, los entrenos serán en grupo y la competición se reanudará.

‘Cucho’ Hernández, Take Kubo, Fabricio, Manolo Reina, Raíllo, Febas, Budimir y Dani Rodríguez han sido de los primeros en acudir a la Ciudad Deportiva para someterse a esas pruebas:

El RCD Mallorca no está siendo el único equipo de Primera División en someterse hoy a estas pruebas: el CD Leganés y el Real Celta de Vigo están siguiendo el mismo protocolo. Levante y Eiba hicieron lo propio ayer, por ejemplo. La preocupación entre los jugadores, no obstante, está claramente patente. LaLiga, por su parte, insiste en que la seguridad es y será máxima.

Comentarios