Ficha técnica:


Crónica:

Partido
raro, extraño. Un partido propio de Segunda División. Ocasiones en
las dos porterías. Dominio para el conjunto visitante. Pero victoria
para el Mallorca. Unos tres puntos muy importantes que permiten al
conjunto bermellón salir del descenso. Con este partido y con el de
la jornada pasada ante el Valladolid podemos observar lo peculiar que
es esta categoría: hoy el Mallorca no ha estado a su nivel, pero ha
ganado; la semana pasada, en cambio, mereció ganar y se quedaron sin
premio.
La vuelta de
Fernando Vázquez era motivo de alegría para la afición local. Un
entrenador de sus características y añorado en la isla volvía para
dirigir al Mallorca. El equipo de Vázquez ha rendido muy por debajo
de lo que él esperaba, “los jugadores estaban tensos y no han
competido a su nivel”, reconocía el gallego en la rueda de prensa
posterior al partido.
El encuentro
empezó con dos equipo muy fuertes, dejaban pocos espacios y no se
creaban muchas ocasiones, la más clara la tuvo Pol Roigé, uno de
los nuevos fichajes del Mallorca que estrenaba titularidad. Pol, tras
un buen desmarque y un gran control, remataba de forma muy ajustada
al palo derecho de Dmitrovic, cancerbero visitante.
Las
“sorpresas” de Vázquez dieron al Mallorca una imagen de
contundencia, sobre todo con Sissoko y Acuña. El Alcorcón, por su
parte, empezaba a manejar más el partido. Ponía pausa, tocaba el
balón y creaba espacios, pero no ocasiones.
En la
segunda parte la dinámica del partido no cambió. El Mallorca
buscaba a sus delanteros mediante pases de larga distancia, cosa que
hacía con asiduidad en la primera parte, mientras el conjunto
amarillo continuaba teniendo el control del partido.
En
el único error defensivo de los locales vino el gol bermellón. Tras
una gran acción individual de Moutinho, al que Nelson derribó en el
área cuando el jugador del Mallorca ya le superaba, llegó el
penalti que transformaría Pereira. Restaban diez minutos para el
final del partido y el Alcorcón se volcó en la portería de
Wellenreuther quien, por dos ocasiones, salvó a su equipo de perder
los tres puntos.
En resumen,
un partido intenso en el que podría haber ganado cualquiera. Un
detalle puntual declinó la balanza hacia el Mallorca y Fernando
Vázquez podrá decir uno de los dichos más famosos del fútbol:
entrenador nuevo, victoria segura.
Con este
partido el Mallorca consigue salir del descenso y es, junto al propio
Alcorcón, el equipo que menos encaja en casa (4 goles). Además, el
conjunto local consigue ganar tras cinco jornadas. Por otro lado, el
Alcorcón suma su octava derrota en liga y peligra su puesto de
play-off.
Rueda de
prensa de Vázquez

El nuevo
entrenador del RCD Mallorca comentó, tras finalizar el partido, que
ha encontrado a sus jugadores muy tensos, “se sumaba la opción de
salir del descenso y la mentalidad de hacer un buen partido ante un
nuevo entrenador”.
Equiparó el
partido de hoy con el de la semana pasada, donde el Mallorca se
mereció ganar pero que se quedó con las manos vacías, “creo que
los jugadores lo saben hacer mucho mejor. La semana pasada hicieron
un gran partido y perdieron, hoy con un nivel más bajo, ganamos”,
analiza.
Vázquez
señala que quiere un equipo “competitivo, regular y solvente”.
Para ello y, obviamente, para ganar partidos hay que mejorar mucho,
“tenemos una semana para intentar mejorar al equipo”.

Por último
ha admitido que “al equipo llegarán nuevos jugadores que mejoren
lo que ya hay aquí”. Además, ha indicado que Pol Roigé “ha
hecho un primer tiempo buenísimo”. 

Comentarios