Las posibilidades de permanencia pasan por caminar por el arduo desierto hasta el primer oasis: el mercado invernal. El inicio de temporada, pese a que se preveía complicado de antemano, no es favorable para la consecución del objetivo. Suma más derrotas que la suma de victorias y empates y bagaje goleador es realmente triste: ha concedido el doble de goles anotados (9 GF Y 18 GC). Pese a que se mantiene el espíritu combativo que ha caracterizado al equipo de Vicente Moreno, el déficit futbolístico frente a sus potentes rivales hace mella en la defensa bermellona. Más aún lejos de Son Moix, donde ha pasado de rebajar sus prestaciones a ser completamente inofensivo. Con 11 puntos en 12 partidos, la primera vuelta del Mallorca lleva camino de resultar insatisfactoria.

Todas las opciones pasan por la capacidad de la dirección deportiva de dar a Vicente las herramientas que demandó en verano y no se le dieron. El valenciano ha dejado al descubierto a Recio y Molango con las pésimas actuaciones de los fichajes estivales: tan solo Aleix Febas ha sido capaz de hacerse un hueco en el XI y tres de ellos siguen sin haber ni tan siquiera debutado (Señé, Sedlar y Cucho; además, Chavarría ha jugado tan solo 6 minutos). El resto, pese a que por merecimiento por qué no hay nada más, han disputado sus minutos sin demasiado éxito. Las actuaciones de Trajkovski, Alegría o Salibur han sido puramente presenciales, no han ayudado en absoluto en la mejora del equipo. Hasta enero, Vicente deberá hacer malabares para llegar con vida.

Vicente Moreno no está utilizando a la mayoría de los nuevos fichajes. (Fuente: RCD Mallorca)

Esta semana el Mallorca cuenta con una gran oportunidad para empezar a despegarse de la zona baja. Pese a que el Villareal se presenta como un rival complicado, Son Moix y la motivación extra debido a la rivalidad que hay entre los dos equipos son buenos avales para esperar que los tres puntos se tiñan de bermellón. El Leganés viaja a Anoeta, el Espanyol al Metropolitano y el Celta al Camp Nou, mientras que el Alavés recibirá al Valladolid, último verdugo del Mallorca, en Mendizorroza. Cinco partidos complicados para cinco equipos en apuros. Pese a que nos encontramos en el tramo inicial del campeonato, los equipos empiezan a desmarcarse y a ganar posiciones en la tabla, metiendo presión a los más rezagados. El Mallorca, una semana más, cuenta con una oportunidad muy buena para comenzar la escalada para poder llegar al patrón invernal lo mejor colocado posible.

Comentarios