Son Moix está siendo clave para el RCD Mallorca en su regreso a Primera División. En verdad, está siendo más que clave. Y es que los bermellones sólo han sumado puntos en su feudo. Un efecto colateral de solvencia y determinismo delante de la afición mallorquina que se lleva repitiendo tres temporadas. Aún así, ese efecto positivo que los pupilos de Vicente Moreno tienen en Son Moix, no se ve reflejado en los encuentros disputados lejos de la isla. En las cinco salidas que ha tenido el equipo mallorquín hasta la fecha, no ha vuelto con ningún punto. Además, sólo suma dos goles (ambos de Ante Budimir en el partido frente el Getafe CF). Una situación que, tal y como pasó la temporada pasada, debe cambiar para conseguir la permanencia.

Catorce puntos, cuatro victorias y dos empates. Estos son los números que el RCD Mallorca ha cosechado en los primera trece jornadas. Pero claro, todos ellos han sido en Son Moix. Es un dato contraproducente, claro está. Por un lado, mantienes una dinámica excepcional en casa -algo que ya se consiguió el año pasado- donde has ganado, entre otros, a Real Madrid, Villarreal CF o RCD Espanyol. Por otro, no haber sumado aún ningún punto lejos de casa -siendo el único equipo en no hacerlo y, por lo tanto, el peor visitante de Primera División-, deja a los bermellones en un contexto desequilibrado. Y no sólo por el hecho de sumar o no, sino por la imagen que dan los jugadores bermellones en los dos contextos.

Puntuar fuera de Son Moix, la asignatura pendiente. Tras mantener la buena dinámica en casa, el equipo de Vicente Moreno debe empezar a sumar lejos de Palma. Ya pasó la temporada pasada, y cuanto antes se puntúe en otros campos, mejor. En Segunda División los bermellones sí cosechaban puntos en campos como el Anxo Carro, Ramón de Carranza o La Romareda. Empates que, sumados a las victorias en Son Moix, aupaban al RCD Mallorca a los puestos altos de la clasificación. Por ello la actual dinámica de contar desplazamientos por derrotas debe terminar. José Zorrilla, Butarque, Mendizorroza, Coliseum Alfonso Pérez y Mestalla: ningún punto y sólo dos goles (ambos ante el Getafe). Unos datos muy malos para luchar por mantener la categoría. Ya que, aunque sea vital ser fuerte en casa, también es clave sacar puntos lejos del feudo mallorquín. 

Comentarios