ZAMORA CF 0 1 RCD MALLORCA
Jonvi; Parra, Asiel, Piña, Coque; Vallejo, Garban, Dani Hernández; Ramos, Valentín, Sergio García. Fabri; Gámez, Raíllo, Seldar, Valjent, Lumor; Salva Sevilla, Baba, Febas; Cucho, Budimir.
Goles: 0-1, Febas (min. 26)

El RCD Mallorca ha sufrido de lo lindo para ganar al Zamora y clasificarse para la siguiente ronda de la Copa del Rey. Un solitario gol de Aleix Febas en la primera parte ha sido suficiente para vencer y eliminar a un Zamora que ha merecido mucho más. El sufrimiento del equipo bermellón no se entiende por el once inicial, ya que Vicente Moreno no se guardó nada para el partido y alineó un once de garantías. Los primeros minutos en tierras zamoranas fueron para situarse en el contexto. Un campo helado y una temperatura que estaba por debajo de los cero grados. Aún así, el RCD Mallorca lo intentaba mediante posesiones largas, pero en ningún momento llegaba con claridad a la portería de Villanueva. El equipo local -el cual dice adiós a una racha de 19 partidos seguidos sin perder- iba mejorando con el paso de los minutos. Del Zamora fue el primer ‘ui’ que se escuchó en la grada: centro lateral y despeje de Valjent que por muy poco no termina en gol. Lo que sí terminaría en gol fue una de la primeras llegadas con cierto peligro y con carácter mallorquín. Jugada por la izquierda entre Budimir y Lumor, el lateral se la deja a Febas y el catalán anota el 0-1. Los bermellones se vinieron arriba en la faceta ofensiva durante el final de la primera parte, pero sin materializar ninguna ocasión.

Ya en la segunda mitad apareció un ahínco y una garra especial por parte del Zamora. Sergio Sánchez daba el primer aviso con una clara ocasión. El equipo balear no se arrugaba y el ‘Cucho’ Hernández también tenía su oportunidad. Valentín realizó el primer disparo para el equipo local entre los tres palos pasados los primeros cinco minutos de la segunda parte. Un disparo que blocaba sin problemas Fabricio y que era una clara declaración de intenciones. Eran minutos de mucha incertidumbre por parte del Mallorca. No encontraba su juego y sufría mucho atrás. No conseguían enlazar una jugada larga y eso provocaba un continuo asedio del Zamora. Carlos Ramos gozó de otra ocasión para empatar el partido. Los minutos pasaban y el Mallorca no conseguía reaccionar. Lo positivo para los bermellones es que los locales no materializaban las oportunidades. Rozando los minutos finales, el Mallorca pudo sentenciar: primero Dani Rodríguez tras un contraataque y, luego, Raíllo en el bote de un córner. El disparo del gallego se topó con el palo y el cabezazo del central con un enorme Villanueva. Ya en el descuento, y con un Mallorca encerrado en su campo, el Zamora buscó sin éxito la épica. Finalmente, victoria muy sufrida para el conjunto visitante que pasa a la próxima ronda de la Copa del Rey.

Comentarios