Manolo Reina renovó con el RCD Mallorca hasta el 2022. Este miércoles, e inmersos en la nueva normalidad que también sigue afectando a las ruedas de prensa, el guardameta bermellón ha agradecido de forma telemática su continuidad: “Me siento muy querido y cómodo. Para mi es un honor seguir defendiendo la camiseta del Mallorca”. Reina ha dejado entrever que su renovación ha sido más fácil de cerrar que, por ejemplo la de Antonio Raíllo. Un Raíllo que está a expensas de estrenarse con Luis García Plaza. Recordemos que ‘Stoichkov’ dio positivo por COVID-19 y Raíllo fue un efecto colateral: “Con Raíllo he hablado y es una situación difícil. Raíllo es un tío que no se puede estar quieto y es complicado, estamos en un momento complicado y es mejor ser prudentes”.

“Por suerte o por desgracia somos un recién descendido y tenemos que luchar por subir, pero tenemos que ir poco a poco. Sólo pensamos en el primer partido, en conseguir los tres puntos e ir partido a partido. Cuando llegue el final veremos cómo estamos”, explica Reina sobre cuál debe ser el objetivo para la temporada 2020/21. Un año en el que, por ahora, Valjent y Budimir estarán en el conjunto bermellón. “Ellos entrenan cada día a tope, están muy contentos de estar aquí y por mí, ojalá se pudieran quedar”, afirma Reina.

Por último, Reina ha reconocido que se sorprendió con la marcha de Vicente Moreno: “Nos sorprendió como a todos. Vicente tomo esa decisión y tendrá sus motivos. Ahora tenemos otro mister, que ya conozco y todos estamos muy contentos con él”. Como apunta Reina, ya coincidió con Luis García Plaza en el Levante y habla así sobre el nuevo míster: “Es un entrenador muy vertical y ahora nos toca a los jugadores ponerle las cosas complicadas”.

Comentarios