La vuelta al trabajo del Oviedo ha sido un tanto convulsa tras los positivos por COVID-19 de Edgar González y Borja Sánchez. Ambos están aislados y sin síntomas, tras proceder como LaLiga dictamina en estos casos. Lo que ya está claro es que tanto Edgar como Borja Sánchez -dos jugadores importantes en las alienaciones del equipo asturiano- se perderán el primer partido de 2021, el próximo domingo frente al RCD Mallorca. Cuco Ziganda, el entrenador del equipo asturiano tampoco pudo contar con Brazao y Grippo; Tejera apenas pisó el césped, apurando la recuperación de su lesión muscular.

La retahíla de bajas en el Oviedo no cesa. Y es que a los casos mencionados hasta ahora hay que añadirle el de Marco Sangalli, que tampoco estará ante el conjunto bermellón por acumulación de amarillas. Tras caer por segunda vez en la temporada ante el Fuenlabrada, el Mallorca tendrá una gran oportunidad para resarcirse de dicha derrota frente a un Oviedo mermado de bajas.

Comentarios