El RCD Espanyol de Vicente Moreno visita mañana la isla para medir fuerzas con el líder de la categoría, el RCD Mallorca. Duelo de altura con aroma a Primera División. Los de Cornellá encadenan 3 partidos sin ganar y los baleares suman tres victorias consecutivas en el inicio de la 2a vuelta.

Hasta el momento este enfrentamiento significa el más importante para ambos en lo que va de temporada, dos equipos destinados a jugar en 1a División el año que viene se enfrentan para, en el caso del Mallorca, afianzar el liderato de LaLigaSmartbank, y en el caso de los blanquiazules para evitar descolgarse de un ascenso directo que está al rojo vivo, y es que Mallorca, Almería y Espanyol pelean por dos puestos. Se enfrenta la mejor defensa de la categoría, la conformada por Raíllo y Valjent ante el que es, con el perdón de los nuestros, el mejor delantero de Segunda División, RDT. El duelo está lleno de alicientes y el ruido externo que se genera desde medios afines a los pericos ha creado un ambiente de tensión entre las aficiones y de cruce de declaraciones en los banquillos.

Gámez llega al partido, para el que a no ser que haya alguna sorpresa LGP puede contar con toda la plantilla excepto Baba, Sastre y Sedlar y los lesionados de larga duración. Por su parte, el Espanyol cuenta con la totalidad de su plantilla, lo que al parecer no es demasiado importante ya que últimamente y a razón de los últimos resultados Vicente Moreno está mirando muy poco hacia su banquillo a pesar de tener jugadores de gran nivel.

El Mallorca ha vuelto a recuperar su juego y su solidez y el Espanyol atraviesa un bache que puede poner en jaque al proyecto del Señor Chen y a su cuerpo técnico, y es que la derrota les pone a 8 puntos del liderato y a otros tantos de los puestos de ascenso directo si gana su partido esta jornada la UD Almería. La presión, por presupuesto, por dinámica y por plantilla, es para los visitantes, pero los bermellones saben que una victoria significaría dar un martillazo encima de la mesa y el equipo, como siempre, saldrá a ser superior a su rival y a dominar el partido.

La alineación del Mallorca suele ser una incógnita, pero parece que serán de la partida Abdón y Amath, y los indiscutibles como Valjent, Raíllo, Dani Rodríguez o Salva Sevilla. La banda izquierda puede estar conformada por un lateral y un extremo o LGP puede hacer uso de ese doble lateral que le ha salido bien en tantos partidos con Oliván abajo y Cufré arriba. Lo único seguro es que, pase lo que pase, el Mallorca terminará la jornada como líder de LaLigaSmartbank y seguirá mirando por el retrovisor a los pericos, que de ganar recibirían un chute de moral clave para lo que queda de temporada, además de tomar ventaja en el goal-average particular, factor de importancia máxima vista la igualdad que existe en la zona noble de la tabla