LaLiga vivió el fin de semana el enésimo cambio de cara del Real Madrid, esta vez en positivo, que se impuso al Barcelona y le trasladó la crisis deportiva blanca que, junto a la institucional, deja al conjunto catalán bajo mínimos. Pero el líder, el primero por ahora, es la Real Sociedad, que aplastó a un buen Huesca. El Atlético volvió a ganar y se mete arriba mientras que el Sevilla pierde comba tras su derrota ante el Éibar.

Pasó el último Clásico de la década y dejó la habitual polémica. Como suele ser habitual tuvimos goles, ocasiones -más bien pocas- y ruido, mucho ruido. Después de una primera mitad que concluyó igualada, con un fútbol pasable por parte de ambos contendientes, la última media hora del choque estuvo marcada por el penalti señalado a favor del Real Madrid que Ramos marcó y que supuso el 1-2. Además, significó el hundimiento de un Barcelona que perdió el poco norte que le quedaba, Messi desapareció y el resto del equipo no pudo más que mostrar una impotencia total ante un rival que poco más hizo que defenderse y salir a la contra y, además, marcar un tercer gol, golazo, por parte de Modric. Koeman tardó un mundo en hacer cambios (Busquets no podía con su alma, erró decenas de pases, a Pedri le superaron las circunstancias, Alba finalizó fundido y tuvo que ser cambiado en la segunda mitad…) y no le dieron resultado. Los últimos minutos fueron un correcalles, con jugadores haciendo la guerra a su aire pero dejando muestras de impotencia intolerables. El Barcelona se hunde, a nivel deportivo y a nivel institucional, y si la directiva no tiene el valor de dimitir en su reunión de esta semana el futuro continuará siendo negro, muy negro. Quizá la moción de censura pueda cambiar las tornas, pero ahora mismo queda claro que la institución navega a la deriva.

Mientras, el Real Madrid -y sobre todo Zidane- sale fortalecido del Clásico. Volvió a lograr los tres puntos y mejoró actuaciones pasadas (Cádiz y Shakhtar), ahora está por ver si en la Champions deja buena imagen o vuelve a las andadas. El técnico francés acertó y logra ganar confianza. En los momentos decisivos el Madrid siempre vuelve.

Pero el liderato continúa, al menos hasta que todos los equipos hayan disputado los mismos encuentros, en manos de la Real Sociedad, que derrotó con solvencia y goleada al Huesca. Los vascos continúan en una línea de juego espectacular, con una defensa solvente y con un ataque demoledor, liderado por el triunvirato Silva, Portu y Oyarzábal. Un equipo coral que juega al fútbol de maravilla.  Como una hormiguita, el Atlético continúa su escalada y ya se mete en la zona alta de la tabla. Derrotó al Betis en un partido de escasa calidad que se le puso de cara gracias a un polémico penalti y aguantó bien hasta el final, cuando llegó el segundo. Pellegrini y su Betis no terminan de dar con la tecla y los problemas comienzan a crecer. Algo parecido le sucedió al otro conjunto sevillano, el de Lopetegui, que cayó de forma sorprendente en su estadio ante un buen Éibar que supo amarrarle y marcar un gol para llevarse los tres puntos. De nuevo el Sevilla acusó una inusual falta de gol y dejó muy claro que En-Nesyri necesita un porrón de ocasiones para materializar al menos una de ellas. Y en clubes de este nivel no se puede perdonar tanto.

Otros dos que no carburan son el Valencia, derrotado frente a un recién ascendido como el Elche, que ha iniciado la campaña de forma soberbia, y el Athletic, que se suicidó después de un absurdo penalti de Capa que Rubén García materializó. Gracia y Garitano no pasan por sus mejores días y si sus equipos no reaccionan pueden comenzar a despedirse de los banquillos. Victoria, también muy necesaria, del Alavés en Valladolid -que jugó con uno menos desde la primera mitad-, del Granada en el campo del Getafe, que le coloca tercero en la clasificación después de vivir su feliz y exitoso debut en la Europa League el pasado jueves y empate entre Cádiz y Villarreal que refrenda el buen momento de los gaditanos.

Para hoy lunes queda el Levante-Celta, enfrentamiento vital para ambos si quieren salir de los puestos de abajo. Y a partir del martes nueva jornada europea con Champions y Europa League.

Comentarios