La Real Sociedad continúa dominando LaLiga después de una demostración de fútbol de clase y goles ante un Celta que puede estar viviendo las últimas horas de su entrenador, Óscar García, como entrenador de los gallegos. Además, despiertan el Real Madrid y el Atlético, que ganaron con brillantez y contemplan cómo el Barcelona se estrella en Vitoria otra jornada más. 

No tuvo problemas, el líder, la Real Sociedad para exhibirse ante un Celta muy tocado y casi hundido. El conjunto donostiarra fue superior desde el primer minuto de juego a pesar de las múltiples rotaciones realizadas por su entrenador, que dio paso a jugadores con pocos minutos y, sobre todo, muy jóvenes para que vayan cogiendo confianza y minutos en el máxima categoría. Ya se pudo comprobar, con la disposición de los jugadores en el campo, las intenciones de cada uno. Imanol apostó por la presión de William José y Oyarzábal arriba, con Silva en la media punta. El canario quizá disputó su mejor partido con la Real desde que llegó en agosto, ordenando, repartiendo balones peligrosos y llegando desde atrás en el remate. Su actuación concluyó con un gol de cabeza tras un buen remate adelantándose al defensa. Espectacular trabajo y extraordinarias sensaciones para uno de los mejores jugadores españoles de la pasada época dorada de nuestro fútbol que, ahora en San Sebastián, está viviendo una segunda juventud. Pero no sólo Silva destacó entre los guipuzcoanos, también muchos jugadores jóvenes. Hasta ocho canteranos saltaron el césped como titulares, más otros cuatro en la segunda mitad. Imanol tiene muy trabajado al equipo porque éste no se resiente cuando los presuntos titulares son cambiados o, simplemente, descansan, como sucedió en Balaídos.  La cantera donostiarra está viviendo una hornada de futuros grandes futbolistas que darán muchos resultados a su afición. Por ahora toca disfrutar, la Real es líder y además juega bien al fútbol, golea y enamora. Más no se puede pedir.

Victorias también, contundentes, del Real Madrid y del Atlético, que no tuvieron problemas para deshacerse del Huesca y del Osasuna en El Sadar. En cuanto a los blancos, debut de Hazard como titular y buen partido coronado con un gol, el segundo desde su llegada. Es el momento de que el jugador belga comience a mostrar el fútbol que lleva en sus botas y, sobre todo, que comience a mostrar una regularidad que le permita alcanzar su mejor nivel. El Madrid lo agradecerá. En la acera de enfrente, en el Manzanares, también bajan las aguas tranquilas. Nueva victoria, con tres goles y dos de ellos de nuevo obra de Joao Félix. Parece que el portugués se va aclimatando a las ideas de Simeone, le ha cogido el hilo, y parece que se acerca al mejor Joao Félix que conocían en Portugal. También debe ser más regular, pero con goles y buen juego la confianza se alcanza. Son dos ‘retornos’ que harán subir enteros a LaLiga, un tanto falta de liderazgo en los últimos meses. Precisamente la cruz de la jornada se la lleva el Barcelona, que sólo consiguió un punto en Vitoria después de un partido con dos partes. En la primera, el conjunto de Koeman volvió a pecar de sus fallos habituales, es decir, fútbol lento, aburrido, deslabazado, con mucho pase por el centro y además aderezado con un error impropio de jugadores de este nivel que supuso el primer gol del Alavés. Cesión de Piqué a Neto, éste no despeja, se lía y pierde el balón ante Rioja, que marca el 1-0. Tras el paso por vestuarios, cambios en el cuadro catalán y mejoría general con De Jong como central, Pedri y Trincao en las bandas y Pjanic en el centro ordenando. El dominio culé fue total, sobre todo tras la expulsión por dos amarillas de Jota Peleteiro, y así llegó el gol de Griezzman, aunque tras un error defensivo. Pero al ataque del Barcelona le falta gol. Más de veinte disparos, muchas llegadas a puerta, pero nada de nada. Y sin gol estás acabado. Dos puntos de doce en las cuatro últimas jornadas y los de Koeman cada vez más lejos de los favoritos. Y con Messi en un estado de forma muy bajo.
Por otra parte, derrota del Sevilla en Bilbao ante un Athletic que tuvo que apelar a la ‘tremenda’ y a Muniain para revertir la situación en unos buenos veinte minutos finales. Los de Lopetegui han entrado en barrena en la competición casera y además están comprobando la dureza de la Champions con partidos entre semana de forma consecutiva.
Además, victoria del Cádiz en Éibar, la cuarta consecutiva a domicilio. La gesta de los gaditanos es total si tenemos en cuenta que son un conjunto recién ascendido. Hasta el momento su trabajo es intachable. Tres puntos más cerca de la salvación, tres puntos menos para un Éibar que va a sufrir de lo lindo. También resurgió el Betis, que se deshizo -con Tello en figura- de un Elche que perdió sus credenciales tras un flojo partido. Este triunfo puede ser un acicate para los de Pellegrini, un tanto espesos en las últimas semanas.  Reparto de puntos para Granada y Levante, con los valencianos sin saber aprovechar su superioridad durante más de setenta y cinco minutos tras la expulsión de Gonalons frente a un rival cansado por su andadura europea. Y también igualdad en el Valencia-Getafe, con un final intenso con penalti y expulsión favorables al Valencia que propiciaron el tanto de la igualada. Justo resultado para un choque intenso.
Para este lunes queda el Villarreal-Valladolid, dos imágenes antagónicas. Los amarillos, en buena posición y al alza; lo vallisoletanos, con muchos problemas para hacer gol. El pronóstico es local.

Comentarios