La Real Sociedad mantiene el liderato de LaLiga y continúa imparable su marcha mientras el Real Madrid se derrite en Valencia y deja muchas dudas. El Atleti se acerca y despierta el Barcelona. Por abajo la situación no varía debido a una mayoría de empates entre los afectados aunque destaca la victoria del Valladolid, que le da respiro, ante un Athletic muy tocado.

No cambia la cabeza de la Primera División. La Real Sociedad mantiene su marcha triunfal después de sumar tres nuevos puntos ante un Granada diezmado que incluso terminó cometiendo alineación indebida al finalizar sólo con 4 jugadores profesionales de la primera plantilla. Habrá que ver si la Real denuncia (ganaría 3-0) o el propio Comité de Competición entra de oficio, que sería lo acertado.

El partido en si tuvo poco que comentar. Superioridad incuestionable de los donostiarras, que ya habían finiquitado el choque al descanso. La diferencia en el marcador incluso pudo ser mayor de no ser por la magnífica actuación del portero granadino, Ángel Jiménez, un chaval de 17 años que realizó diversas paradas de mérito e incluso detuvo un penalti a William José. Gran debut y enorme trabajo del chaval. Conscientes los donostiarras de su superioridad, sobró la segunda mitad, donde apenas se crearon ocasiones. El Granada se estiró y pudo marcar, de penalti, en el descuento, pero Remiró detuvo el disparo de Machis.

No obstante, un comentario. El Granada viajó a San Sebastián sólo con 7 profesionales y 6 chavales de la cantera, incluso juveniles, debido a los contagios generados por la COVID-19. El protocolo es claro y a los granadinos no les quedó más remedio que presentarse en Anoeta. ¿Es justo?, ¿Es lo mejor para la salud o es lo mejor para el negocio?. Claramente, la economía manda y es una aberración que el encuentro se disputara. Pero, ¿quién es el culpable?. Todos y nadie. Es decir, LaLiga elaboró un protocolo (aprobado por la Federación Española) y aprobado y firmado por los 42 equipos de LaLiga. Conclusión, cuando suceden hechos como el descrito en Anoeta no hay lugar a quejas. Los equipos deben presentarse y estar a lo bueno y a lo malo. El Granada finalmente jugó, perdió y cometió alineación indebida. Una cadena de despropósitos del fútbol español porque, visto lo visto, la economía manda sobre la salud.

Repasando el resto de partidos de la jornada destaca la derrota del Real Madrid ante un Valencia muy diezmado pero que sacó todo el orgullo que les faltó a los blancos. Aparte de la actuación del árbitro y del VAR, con aciertos y errores, Zidane se equivocó y no supo manejar al equipo desde el banquillo. Se volvió a demostrar que Isco y Marcelo están muy lejos de poder ser titulares, Asensio amaga pero no da, Lucas Vázquez no es lateral y se nota y los centrales, Varane y Ramos, transitan muy lejos de su mejor forma. Resumido: desastre absoluto, derrota, casi inicio de crisis y Zidane comenzando a ser cuestionado. El Valencia, por contra, mejoró y supo levantarse tras el 0-1. Buen partido y respiro para Javi Gracia.

El Barcelona, por su parte, volvió a la senda del triunfo gracias a un Messi que deslumbró en la segunda mitad (inició el partido en el banquillo) y revolucionó con su fútbol y su inteligencia el choque. Uno de los goles llegó precisamente cuando no tocó el balón, dejándolo pasar en una maniobra excepcional, para que Griezzman (negado toda la tarde, incluso fallando un penalti) marcara a puerta vacía. El triunfo al menos sirve a los de Koeman para mejorar sensaciones de cara al futuro. También ganó el Atlético, con holgura, a un Cádiz desconocido que hasta el momento había ganado todos sus partidos a domicilio (4). Mientras, el Sevilla sufrió para doblegar a un rocoso Osasuna y se mantiene vivo. Otro de los mejores hasta la fecha, el Villarreal, destrozó a un Getafe muy blandito que no se encuentra desde hace casi un mes.

Lo que arde ahora es la zona baja, con muchos equipos implicados. El Valladolid respira -y su técnico, Sergio, aún más- tras vencer a un patético Athletic, que se está metiendo en el agujero de forma paulatina. El resto de encuentros enfrentaba a rivales que pelean por no descender y todos finalizaron con igualdad: Elche-Celta, que le ha supuesto la destitución al técnico vigués, Óscar García, Huesca-Éibar y Levante-Alavés. Todos suman pero ninguno sale de apuros. Y ahora, turno para la Selección. LaLiga vuelve en dos semanas.

Comentarios